• Jueves, 18 de abril 2024
  • ABC

COPE

Noticias

El pasado sangriento de Henri Parot: el etarra considerado un rey de los coches bomba

En el año 1990, fue detenido en Sevilla mientras transportaba una furgoneta cargada con 300 kilos de explosivos

Henri Parot

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:24

La red ciudadana de apoyo a los terroristas encarcelados Sare ha preparado varias movilizaciones a favor de la impunidad de terroristas y marchas pidiendo el acercamiento de los presos de ETA para esta Nochevieja.

Como ya hicieran a mediados del mes de septiembre, con la marcha a favor del sanguinario etarra Henri Parot en Mondragón, Sare ha vuelto a convocar a sus seguidores para este viernes en la misma localidad, donde los protagonistas serán tres etarras: José Manuel Pagoaga Gallastegui, alias 'Peixoto', Eugenio Barruatiabengoa, alias 'Arbe', y el propio Henri Parot. Ahora, Parot vuelve a ser protagonista de un acto a favor de ETA en las calles de Mondragón.

El pasado sangriento de Henri Parot

Henri Parot nació en Argel, cuando la capital argelina todavía pertenecía a Francia. Desde muy joven vivió en la ciudad francesa de Bayona, muy ligada a las costumbres vascas y con un elevado sentimiento e influencia nacionalista. A temprana edad ingreso en la banda terrorista ETA para formar parte del comando 'Aragala', ejecutando la mayoría de acciones en Madrid y recibiendo por parte de la banda terrorista un suelo de 800 francos mensuales y también adiestramiento.

A sus espaldas, su oscuro pasado ha destrozado a decenas de familias. En el año 2006, una crónica de 'El Mundo', que repasaba su pasado, le describía como "el rey de los coches bomba". Durante su pertenencia al comando 'Aragala' destrozó a muchas familias y se ha consolidado como uno de los mayores asesinos de ETA.

La acción terrorista de Parot arrancó en el año 1978 en Irún, cuando mató al empresario José Luis Legasa Ubiría. Entre sus actos más sanguinarios y mediáticos está el famoso atentado a la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, en el año 1987. El balance de personas asesinadas fue 11, entre ellos cinco niñas.

También cometió una decena de atentados en Madrid, varios contra militares, o los que acabaron con la vida de Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto en el año 1986, y del fiscal Carmen Tagle en 1989. En su currículum sangriento daba igual la edad, el género o el ideario político de sus víctimas.

Pero la acción sanguinaria de Parot también se extendió a otras zonas de España. En Granada asesinó a Conrada Muñoz Herrera, que recibió una carta bomba dirigida a su hijo, funcionario de prisiones.

El Ejército también estuvo en el punto de mira del terrorista. En el año 1987, ETA hizo explotar en Madrid tres coches bomba junto a las sedes de la Dirección General de la Guardia Civil, del Cuartel General del Aire y del Cuartel General de la Armada. Dos años después, también en Madrid, Parot y otro terrorista tirotearon el coche del teniente coronel José Martínez Moreno a su paso por la Plaza de Atocha, provocándole la muerte instantánea.

En el año 1990, fue detenido en Sevilla mientras transportaba una furgoneta cargada con 300 kilos de explosivos. La Audiencia Nacional le condenó por primera en diciembre de ese mismo año por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, atentado en grado de tentativa y muchos delitos más. Fue acusado de 82 asesinatos por los que se le suman casi 5.000 años de prisión, de los cuales está a punto de cumplir 31.

Su nombre también es conocido porque fue el etarra que propició la conocida como 'doctrina Parot', establecida por el Tribunal Supremo en el año 2006 y que determinó que los beneficios penitenciarios se aplicaran individualmente sobre cada una de las penas por las que hubieran sido condenados, y no sobre el límite de estancia en prisión de 30 años.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro.

Escuchar