Paloma Santamaría, la histórica ujier del Congreso: "Lo que pasa en esta casa se queda en esta casa"

Paloma nos cuenta la importante labor de este oficio que lleva ejerciendo desde hace 36 años

Audio

 

Redactor de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:12

Cuando hablamos del Congreso de los Diputados lo primero que se nos viene a la cabeza son los principales líderes políticos: Pedro SánchezPablo CasadoAlbert RiveraPablo IglesiasSantiago Abascal... también el resto de diputados pero, es gracias a la labor de trabajadores como Paloma Santamaría que la actividad parlamentaria sigue adelante.

Paloma ocupa desde 1983 el oficio de ujier, un puesto que, aunque para la gran mayoría de la población resulte desconocido y ocupe un segundo plano dentro de la Cámara baja, entraña una gran responsabilidad. Su labor consiste en palabras de Paloma en “el cuidado y la custodia de todo lo que hay en el Congreso”. “Nos encargamos de absolutamente todo. Nos encargamos de la documentación, de los diputados, de las comisiones, del pleno, la mesa, los portavoces...”, añadía Paloma Santamaría.

El término ujier es antiguo, pues este ya existía en la Edad Media, una palabra que era utilizada para referirse a aquellas personas encargadas de guardar las puertas de los palacios y cuidar de que únicamente pasasen al interior aquellas personas que tuvieran serios motivos para reunirse con el Rey. En la actualidad, el oficio de ujier tan solo lo podemos encontrar en el Congreso de los Diputados.

Para ocupar un puesto de gran responsabilidad como el de ujier es necesario superar una oposición. Paloma lo hizo hace ya 36 años, y desde entonces ha vivido miles de anécdotas aunque su gran ética y respeto por la institución en la que ha trabajado durante tantos años, a la que ya considera su casa, impide contarlas. “Yo siempre he dicho lo mismo, las cosas de esta casa siempre se quedan en está casa. Anécdotas muchas, cualquier acto que prepares, cualquier cosa que hagas siempre traen anécdotas”.

A sus 72 años Paloma afronta su última semana dentro del Congreso de los Diputados, cerrara así, 36 años después, una etapa en la que esta alegre ujier ha sido “muy feliz”.

Lo más