COPE

Menos presión hospitalaria por COVID, pero pacientes cada vez más jóvenes

Drástico rejuvenecimiento por la estrategia de vacunación por edades que supone un claro descenso en el número de pacientes ingresados y graves con respecto a las olas anteriores

Audio

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:29

Pacientes de entre 30 y 40 años, la mayoría no vacunados es el perfil más frecuente en las Unidades de Cuidados Intensivos en España en esta quinta ola de la pandemia. En abril durante la cuarta ola rondaba los 57 años. Un drástico rejuvenecimiento que recoge el último Informe COPE ligado a la estrategia de vacunación por edades que ha supuesto un claro descenso en el número de pacientes ingresados y graves con respecto a las olas precedentes de la pandemia.

De hecho, la presión hospitalaria es ahora 5 veces menor a la de la tercera ola, la que teníamos el pasado febrero, y cuatro veces inferior a la registrada durante la segunda ola, en noviembre de 2020, con tasas de incidencia casi idénticas a las actuales. El15 de febrero los ingresados superaban los 21.000 con más de 4.000 pacientes críticos con 416 casos de COVID por 100.000 habitantes y el 19 de noviembre con la misma incidencia que ahora había casi 19.000 hospitalizados y más de 3.000 pacientes en cuidados intensivos.

Lo que más cambia conforme ha ido avanzando la campaña de inmunización y, según refleja el último informe COPE, es el perfil de los ingresados.

“Tenemos bastantes más ingresos que hace dos o tres semanas, pero no es tan lineal como en anteriores oleadas. Ahora lo que ingresan es gente bastante más joven de veinte y de treinta, también de cuarenta y cincuenta, en especial, no vacunados. De hecho, en mi centro solo han ingresado no vacunados. Es gente joven que viene mala, gente joven que viene muy enferma” explica a COPE Julián Olalla intensivista en el Hospital Costa del Sol de la localidad malagueña de Marbella y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica.

Las hospitalizaciones han crecido un 43 por ciento de media en dos semanas en España. Aun así, los 4.000 pacientes ingresados en planta ocupan menos del 3,5 por ciento del total de camas. El pasado 15 de febrero, con una incidencia similar, la ocupación de pacientes COVID era del 16 por ciento y en las unidades de críticos era del 38 por ciento frente a algo más del 8 por ciento ahora.

Hace 5 meses, en cambio, las altas superaban con creces los ingresos en el hospital. Desde hace una semana y, de forma ininterrumpida, hay más gente que entra con COVID en el hospital de la que sale.

Detrás de esta evolución están las tasas de contagio de la población menos vacunada. Desde el pasado 29 de junio, cuando Sanidad comenzó a desglosar los contagios por edades en su estadística diaria, en la franja que va de los 12 a los 19 años los casos se han multiplicado por 5 y por 6 en la de quienes tienen entre 20 a 29 años. Su incidencia alcanza los 1421 puntos, más de cuatro veces que la media nacional situada en 436 el martes 13 de julio.

Entre 30 y 39 años las infecciones se han cuadruplicado en estas dos últimas semanas. Al igual que en los grupos anteriores, más que al mayor grado de contagio de la variante DELTA, los expertos achacan los contagios al aumento de las salidas nocturnas y a una relajación más allá de lo establecido en el uso de las mascarillas.

“El hospital no está colapsado. No notamos lo que anteriores oleadas pero la tendencia es ascendente y esto a los sanitarios no da miedo. A ver cómo acaba porque, aunque la repercusión sea menor, existe”, subraya Olalla.

Más que en los hospitales donde si notan un claro e importante aumento de la presión es en los servicios de Urgencias. Según Pascual Piñera, portavoz de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias “es que la presión en Unidad de Cuidados Intensivos es la puntita del iceberg de lo que estamos viendo en Urgencias, mucha gente joven, familias enteras de críos con 18 y hasta 30 años que vienen con sus padres”.

Cada día en el hospital Reina Sofía de Murcia, donde trabaja, ven unos 40 casos sospechosos de COVID cada día. De ellos ingresan 1 o 2 y de cada 20 o 30 ingresados, 1 acaba en una Unidad de Cuidados Intensivos.

En jóvenes el impacto del COVID sigue siendo menor que en el resto de la población. Aun así, 1 de cada 100 infectados de entre 20 y 25 años acaba en el hospital. Los contagios en esta franja de edad, aún poco vacunada, se han multiplicado por seis en tan solo tres semanas.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2