COPE

Las residencias de ancianos registran en muchas regiones la mitad de sus fallecimientos en plena segunda ola

Cataluña es la comunidad autónoma que registra un mayor número de fallecidos en centros de mayores durante los últimos meses

Las residencias de ancianos registran en muchas regiones la mitad de fallecimientos durante la segunda ola
Javi García
@garciaperezcom

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08:57

La segunda ola de la pandemia ha provocado que este martes en España se registre una nueva cifra récord de fallecidos en 24 horas, con un total de 411 defunciones. Esta situación está provocando que el fantasma del pasado vuelva al debate público y muchos tengan la sensación de vivir una situación parecida a la de los meses de marzo y abril, cuando la pandemia provocó auténticos estragos en nuestra sociedad en relación con el número de infectados y de fallecidos.

Igual que ocurrió en primavera, el foco de atención se vuelve a centrar en las residencias de ancianos, uno de los colectivos más vulnerables frente a la pandemia y que en las últimas semanas ha vuelto a sufrir un repunte de casos y por tanto de defunciones. En los comienzos de esta segunda ola, la situación de las residencias parecía ser mucho más favorable respecto a la pasada, pero con el paso de los días el número de casos y fallecimientos ha sufrido un repunte que ha provocado el aumento de la preocupación entre los residentes, familiares y también cuidadores.

El ocultismo que rodeó a la situación en las residencias durante la primera ola provocó mucha indignación en la opinión. Hace unos días, la Secretaría de Estado de Derechos Sociales informó que hasta el 23 de junio más 20.250 personas perdieron la vida en residencias de ancianos, lo que supone casi la mitad de total de fallecimientos producidos en ese periodo en total del país. Ahora, los protocolos también han cambiado en relación con estas instalaciones y el diagnóstico. Desde la Secretaria de Derechos Sociales apuntan que durante la primera ola se identificaron solo el 50% de los caos en residencias.

El impacto de la segunda ola en las residencias de ancianos

A través del recuento aportado por el total de las comunidades autónomas, a principios de este mes de noviembre habían fallecido en las residencias de ancianos más de 23.000 personas, lo que supondría un aumento de 3.000 personas respecto a la anterior ola. Estos datos son complejos de seguir en función de la fuente, ya que suelen existir diferencias entre los datos aportados por Sanidad y por las Comunidades Autónomas, y por ejemplo en Cataluña, hay dos conteos respecto a estos fallecimientos: por un lado el oficial de la Generalitat y por otro el que realiza las funerarias de la región.

Con base a este aumento, 'El Diario' ha comparado los datos de fallecidos en las residencias de ancianos en dos fechas, 9 de junio y 5 de noviembre, utilizando estos dos días como picos de las dos olas de la pandemia. En este sentido, y con los datos aportados por las comunidades autónomas se puede apuntar que un gran porcentaje de los fallecidos en cada región se sigue produciendo en las residencias de ancianos.

Residencias en Cataluña, las más afectadas en esta segunda ola

El número más preocupante lo registra Cataluña, con un total de 3316 fallecidos en residencias durante esta segunda ola, un dato que se suma al total de personas fallecidas desde el pasado mes de marzo, colocándose en 6.840 personas. Esta cifra avala que, haciendo la medida con el número total de fallecimientos por la covid-19 en esta comunidad, 14.482 personas, el 47% de las muertes se han producido en residencias de ancianos.

Según los datos aportados por las comunidades autónomas, las regiones que han sufrido más pérdidas en las residencias de ancianos en los últimos cinco meses han sido Castilla y León, Andalucía con más de 300 fallecimientos. En un escalón por debajo encontramos comunidades autónomas como Aragón y Castilla-La Mancha con más de 200 fallecidos y en el escalón de los 100 encontramos a País Vasco y Galicia.

Las comunidades que registran mejores cuotas en relación con la situación en sus residencias son Canarias, Cantabria, Murcia, Extremadura. Llama la atención los datos registrados en los últimos meses en la Comunidad de Madrid y en Navarra, dos de las zonas con mayor número de positivos y restricciones, pero que registran un número de fallecidos bajo en comparación a su situación epidemiológica: 63 fallecidos en las madrileñas y 54 en las navarras.

Varias CCAA registran la mitad de fallecidos en residencias desde marzo

En cuanto a términos porcentuales, porcentaje de fallecidos totales en residencias respecto al total de fallecidos en la región desde el comienzo de la pandemia, hay varias regiones que se colocan por encima del 50%, avalando que durante la segunda ola las residencias de ancianos siguen viéndose afectadas por el impacto de la pandemia. Estas regiones son: Aragón (59%), Asturias (62%), Cantabria (56%), Castilla y León (80%), Extremadura (63%), Madrid (56%), Navarra (66%) y La Rioja (53%).

También son varias las que se sitúan en una cuota entre el 30 y el 50%: Andalucía (35%), Baleares (48%), Castilla-La Mancha (43%), Cataluña (47%), Valencia (34%), Galicia (43%). Las comunidades que reflejan menor porcentaje de defunciones e sus residencias respecto al total de fallecidos son Murcia (25%) y Canarias (9%).

A mediados del mes de octubre, el Ministerio de Sanidad empezó a incluir en sus informes un apartado para informar de forma más detallada sobre el origen de nuevos casos asociados a brotes conocidos. Casi un mes después, las residencias de mayores es uno de los principales focos de contagio que están siendo seguidos por Sanidad, que reconoce que la información que recibe sobre la situación en las residencias es limitada.

El pasado mes de abril, la OMS reconoció que hasta la mitad de los fallecidos por la pandemia eran ancianos que se encontraban en residencias, "una tragedia humana inimaginable, señaló el director regional de la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, el doctor Hans Kluge: "Esta pandemia ha puesto de relieve los rincones menospreciados de nuestra sociedad. En toda la región europea, los cuidados a largo plazo han sido notoriamente descuidados. Pero no debería ser así", ha señalado, antes de pedir que se establezcan sistemas de atención a largo plazo integrados y centrados en la persona.

Aquí en España, el director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, explicó la pasada semana que la situación no era tan preocupante como la de los meses de marzo y abril, pero que había que seguir prestando atención a la evolución en los centros de mayores: "Siguen habiendo brotes en residencias de ancianos, pero no es el mismo impacto que tenían en la primera ola.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar