Las incoherencias de Iglesias con la "casta": acumulación de cargos, límite salarial y la casa de Galapagar

El líder de Podemos presenta un documento para el próximo congreso del partido en el que se modifican varios puntos del Código Ético original de Podemos

Las incoherencias de Iglesias con la casta: acumulación de cargos, límite salarial y la casa de Galapagar

EFE/Kiko Huesca

Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 05:22

El próximo 21 de marzo se celebra la tercera Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos (el llamado Vistalegre III), en la que previsiblemente Pablo Iglesias será confirmado como secretario general de la formación morada. Entre las medidas que el vicepresidente del Gobierno quiere implementar están la eliminación de tres condiciones que hasta ahora se contemplaban en el Código Ético de Podemos: la prohibición de cobrar más que el equivalente a tres salarios mínimos, la imposibilidad de que el secretario general pueda serlo por un periodo superior a 12 años y la restricción de acumular cargos.

Además, Iglesias pretende en este congreso acallar las voces críticas y tomar por completo el control del partido al haber conseguido que, de cara a Vistalegre III, las candidaturas que se presentan a liderar Podemos vayan indivisiblemente unidas a su programa de propuestas.

De esta forma, Iglesias, que se encuentra en su momento de mayor visibilidad pública al estar condicionando en gran medida la agenda del Gobierno, se asegurará salvo sorpresa mayúscula que todos sus planteamientos para el futuro del partido se acepten sin oposición.

El salario mínimo y la acumulación de cargos

Estas propuestas, como decíamos, incluyen el fin de la limitación de los sueldos en Podemos. Hasta ahora, los cargos electos no podían cobrar más de lo que suman tres salarios mínimos interprofesionales. Según recoge el todavía vigente Reglamento General de la formación, el dinero restante debe ser objeto de donación.

En su propuesta para Vistalegre III, sin embargo, el equipo de Iglesias despacha la cuestión diciendo que "debido al incremento del SMI desde la llegada de Podemos a las instituciones, y ante la perspectiva de que este continúe aumentando, el SMI deja de ser un marco de referencia válido para la limitación salarial de nuestra organización". En otras palabras, el SMI no puede seguir siendo un criterio porque Podemos ha subido el SMI. El documento sí especifica que con el nuevo sistema, que no se concreta, "las donaciones serán realizadas mediante porcentajes del salario percibido en función de las responsabilidades asumidas".

La cuestión del salario mínimo no ha pasado desapercibida para la oposición, que le ha recordado a Iglesias los tiempos en los que tachaba de "casta" a los viejos partidos.


 


Vistalegre III también acabará con el principio que limitaba la acumulación de cargos para los miembros de Podemos a uno interno y otro externo. Los primeros en incumplir ese precepto fueron precisamente Pablo Iglesias e Irene Montero, ya que, al convertirse en ministros del Gobierno de coalición de Sánchez, no renunciaron a su escaño en el Congreso. En el documento que Iglesias ha preparado para Vistalegre III ni se menciona la cuestión de la acumulación de cargos.

Perpetuarse al frente de Podemos

Además, el Reglamento Interno de Podemos también recoge la limitación a una duración de ocho años en cada cargo público, que pudiera prorrogarse excepcionalmente a un máximo de doce años”. En cambio, en la nueva propuesta que Pablo Iglesias ya ha presentado de cara al nuevo congreso, el secretario general de Podemos añade una cláusula clave: “Más allá de dicho plazo, la prórroga estará supeditada a consulta a las personas inscritas”. Si pasados esos doce años, Iglesias quisiera seguir al frente de la formación morada, por tanto, solo tendría que ganar una consulta a los inscritos.

Pero estas no son las únicas incoherencias que pueden observarse entre el Pablo Iglesias de los comienzos de Podemos y el de hoy en día. Sea el poder civilizador de las instituciones o la evolución de sus cargas personales a nivel familiar, el líder de la formación morada ha tomado ciertas decisiones que contrastan con el modo en que Iglesias tenía de definirse hace unos años.

El chalet de Galapagar

El ejemplo más claro es haber cambiado su residencia en el madrileño barrio de Vallecas por un chalet de 615.000 euros en Galapagar, sobre todo cuando en el pasado se mostraba tan reacio a la idea: “Yo me adapto a lo que sea, pero, si puedo elegir, prefiero seguir viviendo en mi barrio”, decía Iglesias el 3 de noviembre de 2015 en una entrevista en ‘El Hormiguero’.


 


Para más inri, Iglesias cargó en Twitter en 2012 contra el entonces ministro Luis de Guindos por una compra similar. “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo?”, preguntaba el líder de Podemos desde su cuenta de la red social.


 


La oposición también ha vinculado la cuestión del chalet con la de la eliminación del SMI como referencia a la hora de organizar las donaciones de sueldo en Podemos.


 

 


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar