COPE

Henri Parot, el etarra que será homenajeado pese a ser responsable de 39 asesinatos

Es el miembro de ETA que más mató en España, 39 asesinatos. Tras ser acercado a León, le preparan una marcha solidaria por sus 31 años encerrado

Henri Parot, el etarra que será homenajeado pese a ser responsable de 39 asesinatos

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 21:30

Henri Parot nació en Argel, cuando la capital argelina aún pertenecía a Francia. Desde muy pequeño vivió en la localidad francesa de Bayona, un lugar muy influenciado por las costumbres vascas y por tener una fuerte influencia y sentimiento nacionalista. Pese a estar en los Pirineos Atlánticos, su distancia con San Sebastián es ínfima.

Henri Parot, conocido entre sus amigos como 'Unai', era el rey de los coches bomba. El rey de la sangre. El rey de la violencia. El rey de la tristeza. El rey de la desolcaión, y el rey de los asesinatos. No se trata de algo subjetivo, el etarra perteneciente al comando 'Aragala' destrozó a cientos de familias y se ha consolidado como el mayor asesino de la banda terrorista ETA.

La Audiencia Nacional condenó a "Unai" por primera vez el 19 de diciembre de 1990 por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, atentado en grado de tentativa y muchos delitos más. Henri "la muerte" Parot actuó como sicario y fue acusado de 82 asesinatos por los que se le suman casi 5.000 años de prisión, de los cuales está a punto de cumplir 31.

Se trata del miembro de ETA que propició la conocida como 'doctrina Parot', establecida por el Tribunal Supremo en 2006 y que determinó que los beneficios penitenciarios se aplicaran individualmente sobre cada una de las penas por las que hubieran sido condenados, y no sobre el límite máximo de estancia en prisión de 30 años. Entre sus actos más sanguinarios y mediáticos está el famoso atentado de la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza en el año 1987. En ese atentado murieron 11 personas, entre ellas, cinco niñas.

Además, cometió una decena de atentados en Madrid, varios contra militares, o los que acabaron con la vida de Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto en 1986 y el de la fiscal Carmen Tagle en 1989, le daba absolutamente igual la edad, el género o el ideario político.

Los atentados de Parot se extendieron por otras localidades como Granada, donde asesinó a Conrada Muñoz Herrera, que recibió una carta bomba dirigida a su hijo, funcionario de prisiones. El primero por el que fue condenado lo perpetró en Irún en 1978, matando al empresario José Luis Legasa Ubiría.

El próximo 18 de septiembre, este asesino, por denominarle de alguna forma educadamente, recibirá un homenaje en Mondragón en forma de "marcha solidaria" por motivo de sus 31 años encarcelado. La reivindicación está convocada por la red ciudadana Sare y el colectivo Elkartasun Eguna.

Interior acercó a Henri Parot el pasado mes de marzo

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, anunció el pasado mes de marzo el acercamiento de algunos presos de ETA a cárceles más próximas al País Vasco, entre ellos, Henri Parot.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) aseguró en ese momento que la resolución del Ministerio de Interior de acercar a Henri Parot, entre otros, a cárceles más próximas al País Vasco eleva a 25 los presos de ETA que han cambiado de centro penitenciario sin contar con la propuesta favorable de las juntas de tratamiento de cada prisión.

También partidos políticos como VOX se pronunciaron antes unos actos que catalogaron de "lamentables e irrespetuosos". "El indigno y miserable Marlaska premia al asesino de mi familia. Dedicaré hasta el último día de mi vida para que él y su partido paguen por tanta traición a las víctimas del terrorismo" dictó el diputado José Alcaraz, quién perdió a algunos familiares en atentados de Parot.

La oposición al homenaje

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Fundación Villacisneros ha pedido que no se celebre la "marcha solidaria" en favor del miembro de ETA Henri Parot convocada por la red ciudadana Sare y el colectivo Elkartasun Eguna en Arrasate (Guipúzcoa) para el próximo 18 de septiembre.

En un comunicado, la Fundación ha calificado de "inconcebible que, en una democracia como la española" las instituciones "asistan impasibles a una marcha de solidaridad con un asesino sanguinario que ha acabado con la vida de 39 personas".

Según ha explicado, antes de acudir a los Tribunales, ha enviado sendas cartas a la alcaldesa de Mondragón, María Ubarrechena, al delegado del Gobierno central en el País Vasco, Denis Itxaso, y al consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, para que, "en uso de las faculta de que les confieren las leyes de víctimas, impidan esta nueva humillación a las víctimas del terrorismo".

La Fundación contempla, en el hecho de que no lo hagan acudir a la vía judicial para "que se depuren las responsabilidades penales que, a nuestro juicio, sin duda existen".

A su juicio, "si las autoridades no toman la iniciativa para atajar estos actos humillantes, debe ser la sociedad civil quien reclame su actuación". En todo caso, ha asegurado que lo hará "siempre en defensa de las leyes que amparan la dignidad y el respeto a las víctimas del terrorismo".

Según la Fundación Villacisneros en la marcha convocada para el 18 de septiembre, de 31 kilómetros, se denunciará "los 31 años que el
terrorista lleva en prisión" y los participantes "se irán pasando un testigo para mostrar su apoyo a Parot y denunciar la política penitenciaria". A su juicio, "resulta indignante que con absoluta
normalidad la sociedad vasca asuma indiferente un acto tan vergonzoso
y humillante como este". "Un acto que no solo ofende la memoria de las víctimas del terrorismo, sino que debiera indignar a cualquier persona con un mínimo de dignidad", ha incidido.

Para la Fundación, "el hecho de que estos actos, que dejan de ser genéricos a favor de los presos, para mostrarse solidarios con el mayor asesino de la banda terrorista, lleva a pensar que algo se está haciendo muy mal por parte de las instituciones vascas".

"No solo porque no los atajen como es su obligación legal, sino por el hecho de que la sociedad los acepte como si no pasara nada", ha añadido. Para la Fundación, "está fallando el sistema educativo, pero también la pedagogía que un gobierno democrático debe hacer para, además de evitar su celebración, conseguir que la sociedad los repudie".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo