ESTAR INFORMADO

  • CIS | El PSOE sube medio punto en una encuesta anterior a la polémica por la tesis de Sánchez

NIÑO GABRIEL

Un grupo de personas se concentra en juzgados gritando "asesina" a Ana Julia

Almería, 14 mar (EFE).- Una quincena de personas se ha concentrado ante la entrada de los aparcamientos de la Ciudad de la Justicia de Almería con carteles y al grito de "asesina, criminal" contra Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz.,Sobre las 11:00 horas este grupo de personas se ha presentado ante las dependencias judiciales en las que se encuentra Quezada desde las 07:00 horas a la espera de declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5, Rafa

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:12

Una quincena de personas se ha concentrado ante la entrada de los aparcamientos de la Ciudad de la Justicia de Almería con carteles y al grito de "asesina, criminal" contra Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz.

Sobre las 11:00 horas este grupo de personas se ha presentado ante las dependencias judiciales en las que se encuentra Quezada desde las 07:00 horas a la espera de declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5, Rafael Soriano, por estos hechos.

Mientras, la expectación en la entrada principal del edificio es muy alta, con un gran número de medios de comunicación, que esperan que los letrados de la mujer, Esteban Hernández Thiel y Beatriz Gámez, ofrezcan nuevos datos sobre su patrocinada.

Ana Julia Quezada declarará ante Soriano tras haber reconocido que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió.

La detenida ha llegado a la Ciudad de la Justicia en un furgón de la Guardia Civil tras haber abandonado minutos antes la Comandancia de Almería, en cuyos calabozos ha permanecido desde que fue detenida el pasado domingo en la localidad almeriense de Vícar tras ser sorprendida con el cadáver de Gabriel en el maletero de su coche.

Rafael Soriano dirige la instrucción de la causa judicial iniciada tras la desaparición de Gabriel el pasado 27 de febrero en Las Hortichuelas de Níjar (Almería).

El cuerpo sin vida del niño permaneció en un pozo en la finca de Rodalquilar de la pareja sentimental de Quezada, el padre del menor, hasta que la mujer lo extrajo de allí este domingo y lo trasladó a Vícar, donde fue detenida.

La arrestada confesó ayer a la Guardia Civil que golpeó al niño con la parte roma de un hacha y que luego lo asfixió tras declarar durante casi dos horas ante los agentes de la investigación, a quienes también les dijo que había cometido el crimen ella sola.

Fue entonces cuando declaró que durante una discusión con el pequeño el mismo día de su desaparición, Gabriel la agredió y ella respondió con un fuerte golpe con la parte roma de un hacha.

La autopsia muestra signos de que el pequeño murió por estrangulamiento.

Quezada pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse, según la hipótesis con la que se trabaja en la investigación.

Tras su confesión, la presunta autora de la muerte de Gabriel Cruz volvió a ser trasladada a la localidad de Rodalquilar, en Níjar, para una reconstrucción de los hechos dirigida por los agentes que coordinan la investigación de la Guardia Civil.

Por otro lado, el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Almería, Rafael Soriano, ha prohibido la incineración del cadáver del menor por si fuera necesario practicarle más pruebas. EFE

1011266

Lo más