Boletín

Sánchez se rebaja de nuevo: acepta un mediador en las reuniones con los independentistas

Artadi señala que la "figura notarial" es clave para "desbloquear" el aval de los secesionistas a la tramitación de los Presupuestos

Vídeo

 

AGENCIAS

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 17:16

El Gobierno y la Generalitat están hablando de la posibilidad de crear una mesa de partidos estatal como espacio de diálogo para abordar la crisis territorial de Cataluña, con un "coordinador" que dirija las reuniones, ha explicado la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. "De lo que están hablando desde el Gobierno y desde la Generalitat es de una mesa de partidos, entiendo que no con un notario, por más que se quiera denominar así a esa figura, sino más bien con un coordinador", ha afirmado Lastra.

La portavoz parlamentaria y vicesecretaria general de los socialistas se ha referido así a las conversaciones que mantiene la vicepresidenta Carmen Calvo con el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, después de que el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, supeditara a un acuerdo en ese foro la abstención de su grupo en el debate de la enmienda a la totalidad de los presupuestos de 2019.

Aunque ha recalcado que el PSOE no quiere "mezclar" el diálogo con el soberanismo catalán con la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, ha reconocido que, dado que se iba "avanzando en ese espacio de diálogo", el anuncio ayer de ERC de su enmienda a la totalidad -que ha formalizado esta mañana- ha sido "algo inesperado". Tras apuntar que "lo que no ha habido todavía es un acuerdo" y que cuando lo haya, si es que lo hay, se hará publico", Lastra no ha cerrado la puerta a la petición de los independentistas de crear una mesa de partidos nacionales y no solo catalanes. "Si hubiera un acuerdo sobre un coordinador en una mesa de partidos a nivel nacional se haría saber, ahora mismo no hay nada", ha apuntado.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado por su parte que "no hacen falta mediadores" ni para el Gobierno ni para el PSOE para dialogar con los demás partidos sobre Cataluña, pero ha puntualizado que sí puede hacer falta una persona que pueda "coordinar" a las fuerzas políticas implicadas. En declaraciones en el pasillo del Senado, Calvo se ha referido en estos términos a la posibilidad de crear una mesa de partidos estatal como espacio de diálogo para abordar la crisis territorial de Cataluña. "No hacen falta mediadores para estar dentro de la ley, practicando constantemente el diálogo en democracia, que es casi una forma de estar y de hacer política obligatoria para todos", ha recalcado. Calvo ha dicho que "no queda otra que trabajar en la bilateral" entre el Gobierno estatal y el de Cataluña, en tanto que los partidos políticos deben estar dispuestos a "encontrar una salida" a la crisis con Cataluña. "Ojalá todos los partidos estuvieran dispuestos a dialogar dentro de la ley para resolver una situación tan complicada como la de Cataluña", ha apuntado también la vicepresidenta.

Y en cuanto a la figura que pueda ayudar a la mesa estatal de partidos, ha señalado que podría ser "alguien que pueda tomar nota, que nos pueda coordinar", y alguien "que entienda bien de todo lo que estamos hablando". Se trata, ha explicado, de "resolver una crisis territorial importante", de la "unidad del Estado" y del orden constitucional, procurando "dar salida" a una crisis que ha ido evolucionando con los Gobiernos del PP hacia un mayor respaldo independentista.

EL GOVERN PLANTEA LA FIGURA DEL "NOTARIO" COMO ALGO IMPRESCINDIBLE

El Govern, mientras, condiciona el visto bueno de los independentistas a la tramitación de los presupuestos generales del Estado a que el Ejecutivo de Pedro Sánchez acepte la presencia de una "figura notarial" y se acuerde en una nueva mesa de diálogo entre partidos. Así lo ha planteado la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, haya considerado "posible" que el Gobierno central y la Generalitat acaben acordando la participación de "alguien que dé fe de lo que se habla" en esta mesa.

Artadi ha explicado que la aceptación de esta "figura notarial", además de un calendario y una clarificación de las funciones de los "grupos de trabajo" que den contenido a ese diálogo sobre Cataluña, es una condición "clave" para "desbloquear" el aval de los independentistas a la tramitación de las cuentas.

La posibilidad de constituir un espacio de diálogo entre partidos, con la participación de una o más figuras "neutrales" que atestigüen lo que se aborde en esas reuniones, está ahora mismo sobre la mesa y, de hecho, la Generalitat ya ha enviado al Gobierno una primera lista de nombres de candidatos que pueden desempeñar ese papel. El intercambio de propuestas de nombres se prolongará, si hace falta, hasta encontrar a las personas que gocen de "suficiente confianza" por ambas partes, ha señalado la consellera.

Consciente de que el Gobierno se siente "muy incómodo" con la palabra "mediador", Artadi ha aceptado definirla como una "figura más notarial", alguien que pueda "testimoniar" y "dar fe" de lo que se discuta y acuerde. El perfil de estos notarios debería ser, a su juicio, el de personas "con reputación y experiencia", validadas por ambos gobiernos, que actúen de manera "objetiva y neutral". En todo caso, ha insistido en que los presupuestos estatales "no se tramitarán" si no es posible acordar "un calendario, unos grupos de trabajo" y una "figura neutral".

A pesar de que ERC haya presentado este martes su enmienda a la totalidad a las cuentas de Sánchez y el PDeCAT tenga previsto hacerlo el viernes, Artadi espera que haya "avances" antes de que, la semana que viene, se voten esas enmiendas de retorno. Estos avances, ha subrayado, deben concretarse "por escrito" y sin espacio para "ambigüedades", y por ello se están intercambiando borradores con la vicepresidenta Calvo, para intentar alcanzar un acuerdo antes de la votación de las enmiendas a la totalidad. 

Lo más