COPE

El Gobierno etíope insta a los líderes del TPLF a rendirse mientras en Tigray alertan de posible hambruna

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:38

ACNUR eleva a 31.000 los refugiados llegados al este de Sudán huyendo del conflicto

El Gobierno etíope ha instado nuevamente este jueves a los líderes del Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF) a "rendirse pacíficamente" y dejar de seguir cometiendo "atrocidades" en la región de Tigray, cuyas autoridades han advertido en las últimas horas de una posible hambruna entre la población y pedido la apertura de corredores humanitarios.

El Ejecutivo que lidera Abiy Ahmed ha insitido en que la ofensiva militar lanzada el 5 de noviembre en Tigray a raíz del ataque contra el Mando Norte del Ejército por parte del TPLF se encuentra en su fase final y ha instado a sus líderes, sobre los que pesan órdenes de arresto, a "rendirse pacíficamente y contenerse de llevar a cabo más atrocidades".

Asimismo, ha recalcado su "compromiso de llevar ante la justicia a los responsables de los odiosos crímenes" que, según el Gobierno, el TPLF estaría cometiendo en la región norteña y les ha recordado que dichas atrocidades constituyen "graves delitos tanto en virtud de la legislación etíope como del Derecho Internacional".

Este miércoles, Abiy reiteró la determinación del Gobierno de "mantener el respeto a la ley y llevar ante la justicia a los responsables de actos ilegales", al tiempo que rechazó que la ofensiva en Tigray tenga "sesgo étnico o de cualquier otro tipo", insistiendo en que el objetivo son los líderes del TPLF "que han estado desestabilizando Etiopía".

"La población de Tigray será la primera beneficiaria", sostuvo el primer ministro. Según el también Nobel de la Paz, la operación busca "avanzar hacia una comunidad fundada en el Estado de Derecho, la libertad, la unidad y la democracia". "Nuestra visión para Etiopía es la de una sociedad multinacional, en la que los muchos lazos que nos unen permitan cuidar nuestra diversidad mientras mantenemos nuestra unidad", recalcó.

Entretanto, las autoridades de Tigray han informado a través de la Oficina de Enlace y Amistad de Tigray, que ejerce de brazo diplomático, de que hay unos 100.000 desplazados y al menos tres personas murieron en bombardeos aéreos en Mekelle, la capital provincial y varias viviendas y una iglesia han quedado destruidas. Además, habría un número indeterminado de víctimas en un bombardeo en la ciudad de Zalambessa.

RIESGO DE HAMBRUNA

"El cierre de las instituciones financieras está propagando el riesgo de una hambruna urbana", ha advertido el director general de la oficina, Wondimu Asamnew, en un comunicado publicado en las últimas horas y recogido por Bloomberg. "Hay informaciones de asesinatos masivos, saqueos y quema de cosechas en zonas de Tigray que han sido tomadas por las fuerzas eritreas o etíopes", ha denunciado.

El Gobierno etíope no ha ofrecido hasta ahora un balance del impacto que su ofensiva está teniendo en Tigray, en término de bajas así como de eventuales víctimas civiles. Las agencias humanitarias han venido denunciando la falta de información debido a la suspensión de las telecomunicaciones y han advertido de problemas de suministro debido a que también hay falta de combustible y los bancos han cerrado.

Wondimu ha advertido de que el conflicto pone en peligro los cuatro campos de refugiados que hay en la región y que albergan a más de 60.000 refugiados de la vecina Eritrea, al tiempo que ha pedido a la comunidad internacional que garantice que no son repatriados a la fuerza o asesinados.

"Los esfuerzos para establecer corredores humanitarios han sido rechazados hasta ahora por el Gobierno federal", ha denunciado el miembro de las autoridades de Tigray, asegurando que por su parte siguen "buscando su establecimiento a medida que la crisis humanitaria empeora".

MÁS DE 31.000 REFUGIADOS

Entretanto, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha informado este jueves de que son ya más de 31.000 los etíopes que han cruzado hacia el este de Sudán para escapar del conflicto en Tigray.

"ACNUR y sus socios están haciendo todo lo posible para atender sus necesidades inmediatas, pero necesitan apoyo urgentemente para ser capaces de apoyar al Gobierno en la gestión de la situación", ha añadido la agencia de la ONU en un mensaje en Twitter publicado por su oficina en Sudán.

El coordinador humanitario de la ONU en Sudán, Babacar Cisse, junto con los jefes de ACNUR, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNICEF y el Fondo de la ONU para la Población (UNFPA) han efectuado una visita de dos días para evaluar la situación en los campos de refugiados.

Según explicó el miércoles el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric, unas 4.000 personas cruzan cada día la frontera y familias y niños están durmiendo al raso. "El equipo de la ONU, con el Gobierno de Sudán, está trabajando para que la gente no esté en los centros de recepción más de dos días antes de ser trasladados a instalaciones adecuadas en campos de refugiados", señaló.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE