El estadounidense corneado en el primer encierro de San Fermín afirma que el año que viene volverá a correr

Indica que no se entrenó para correr el encierro, pero que sí que vio vídeos

Vídeo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09 jul 2019

El estadounidense Aaron Froelicher, herido por asta de toro en el muslo izquierdo en el primer encierro de los Sanfermines, afirma que el próximo año volverá a correr porque quiere “intentarlo”.

Froelicher llegó a Pamplona junto a su hermano y un amigo suyo, según ha explicado en una entrevista concedida a EFE en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), en el que permanece ingresado.

Era la primera vez que acudía a los Sanfermines, una fiesta que describe como “conocida en todo el mundo” y “muy bonita” y, después, tenía previsto visitar Barcelona. 

Todo el mundo piensa que es muy ‘cool’, pero también es algo insano”, asegura para señalar que esta fiesta es parte de “la vida”.

El joven, de 23 años y nacido en el estado de Kentucky, explica que, durante el encierro, miró hacia atrás para ver “dónde se encontraban los toros” y, una vez que vio que “se habían marchado”, se dirigió hacia el vallado.

No obstante, recibió una cornada de ‘Pitinesco’, toro perteneciente a la ganadería salmantina de Puerto Lorenzo, que le levantó y provocó su caída, que se tradujo en un traumatismo craneoencefálico leve.

Indica que no se entrenó para correr el encierro, pero que sí que vio vídeos y que, en este momento, se está recuperando de la cornada, que le ha supuesto quince puntos de sutura. 

Y sobre la reacción de su familia, comenta, entre bromas, que su madre no estaba muy contenta con el accidente, aunque agradece la reacción de sus amigos y su entorno más cercano.

Aaron Froelicher asevera, con una media sonrisa, que volverá a correr el encierro en los próximos Sanfermines.

Lo más