El 'egocéntrico' vídeo de Iglesias en el que 'purga' al resto de fundadores de Podemos

A muchos, esta estrategia de cortes y planos cerrados les ha recordado a la aplicada por el dictador soviético Stalin

El egocéntrico vídeo de Iglesias en el que purga al resto de fundadores de Podemos

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 18:00

La dirección de Podemos vive expectante los últimos días en los que se conocerá si definitivamente habrá repetición electoral el diez de noviembre o, si por el contrario, el PSOE acabará por aceptar algunas de las propuestas planteadas por los morados que permita investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Una muestra del estado de nerviosismo que invade a los dirigentes podemitas, conscientes de que una hipotética repetición electoral podría suponerle una caída importante en su expectativa de voto, ha sido el vídeo promocional que han lanzado para repasar la trayectoria política de la formación.

Pablo Iglesias y su equipo han apelado al espíritu del 15M para resucitar la ilusión de unos votantes que ven como por segunda vez podrían dejar la oportunidad de formar una mayoría estable de izquierdas con los socialistas. Lo curioso del vídeo es la manera en la que los ejecutores del documento audiovisual han eliminado las imágenes de los que, junto a Iglesias, se aventuraron en la fundación de un partido a comienzos de 2014. De esta manera, figuras otrora tan relevantes en sus inicios, como pudo ser Íñigo ErrejónCarolina Bescansa, Luis Alegre o Juan Carlos Monedero, no aparecen. A todos, excepto a Monedero, les une un patrón: salieron por la puerta de atrás de sus cargos en Podemos tras las disputas que mantuvieron con el Secretario General.

A muchos, esta estrategia de cortes y planos cerrados les ha recordado a la aplicada por el dictador soviético Stalincuando manipulaba las imágenes de los dirigentes que un día estaban unidos a él, para luego purgarles. Fue el caso de Trotski, a quien el Régimen Comunista trató de borrar de las fotos de la revolución. En su cuenta oficial de Twitter, Pablo Iglesias recordaba, a propósito del vídeo, que "Venimos desde lejos. Hemos luchado mucho y seguimos adelante. No bajamos los brazos. Tampoco ahora. Aún tenemos tiempo. Pongámonos de acuerdo. La gente lo espera. #SíSePuede"

Iglesias y Errejón: una amistad nacida en las asambleas de la Complutense

Lejos quedan ya aquellas tardes en las que revolucionaban, entre cervezas y asambleas, las jornadas de la Complutense, que con el tiempo daría paso a la formación de Podemos. Ya se sabe que mezclar amistad y trabajo no siempre cuaja, y menos aún tratándose de política.

La relación se fue deteriorando. Tras los comicios de diciembre de 2015, en las que PSOE y Podemos tuvieron una oportunidad para forjar una mayoría estable de izquierdas, llegaron las primeras discrepancias entre el Secretario General de Podemos y otrora su número dos. Fue después de que Pablo Iglesias exigiera a Pedro Sánchez la vicepresidencia del Gobierno, el CNI RTVE. Errejón opinaba por el contrario que Podemos debía ser más flexible para intentar la investidura de Sánchez, al igual que ha manifestado en esta ocasión, más de tres años después.

Finalmente aquella alianza no se produjo. Las tensiones comenzarían a ser una constante entre ambos dirigentes. La repetición electoral el 26 de junio de 2016 no contribuyó a apaciguar las aguas. La confluencia de Podemos con IU no dio los frutos esperados. Errejón siempre fue escéptico al respecto. Tras la decepción electoral, llegó a afirmar que “el acuerdo no parece haber funcionado".

La unidad en torno al líder, Pablo Iglesias, se resquebrajaba por momentos, permitiendo el auge del sector errejonista, que aspiró a tomar las riendas de la formación morada en el II Congreso de Vistalegre, celebrado en febrero de 2017. Pese al ruido generado por Errejón y sus seguidores, fueron derrotados de manera contundente. Iglesias, que representaba el ala más radical de Podemos y la vuelta a la izquierda más tradicional, continuaría controlando, aún más si cabe, la dirección de Podemos. Tanto es así que días más tarde, relevó a Errejón como portavoz morado en el Congreso de los Diputados. Dejaría de estar a la derecha de su jefe. El cargo pasaría a ocuparlo Irene Montero.

Errejón quedaría relegado a la segunda fila del grupo. Los errejonistas quedaban así desterrados a las últimas filas de la Cámara Baja. Una purga en toda regla, pese al grito de “Unidad” que salía de los asistentes a Vistalegre. Lo máximo a lo que podía optar Errejón era a liderar la candidatura de Podemos a la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019.

Pero la guerra Errejón-Iglesias, que acabó siendo sin cuartel, tuvo su desenlace el pasado mes de enero, en un momento en el que Podemos se había acostumbrado a vivir en un brinco. Errejón optó por abandonar su escaño como diputado en el Congreso. Una decisión que tomó días después de renunciar a la marca Unidas Podemos para aliarse con Manuela Carmena en su plataforma 'Más Madrid' en su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid.

En aquella carta, Errejón justificaba esta alianza con la alcaldesa de la capital de España para llevar a cabo un "proyecto que renueve la ilusión y confianza de la mayoría, ya que hay que abrir y sumar yendo más allá de las siglas porque Andalucía ha sido un toque de atención y necesitamos un revulsivo".

Carolina Bescansa perdió el pulso contra Iglesias 

Carolina Bescansa le echó un órdago a Pablo Iglesias y perdió. La diputada fracasó a finales de 2018 en su intento de liderar Podemos Galicia frente a Antón Gómez-Reino, el candidato del secretario general, por un 45,02% de los votos frente al 54,98% del portavoz de En Marea en el Congreso. La diferencia ha sido de tan solo 310 apoyos. Pero Becansa quedó tocada y hundida. Tanto que apenas 24 horas después anunció que dejaría su acta de diputada en la Cámara Baja.

La relación entre la gallega y el líder de Podemos empezaron a ser muy malas. Públicamente sus discrepancias se evidenciaron en abril de 2018, cuando por error se filtró un documento en el que Bescansa animaba a Errejón a eliminar conjuntamente a Iglesias de la Secretaría General y de la candidatura de Podemos a las elecciones de 2020.

Lo más