La difícil posición de Ciudadanos tras el pacto del Gobierno con Bildu y la salida del sector 'riverista'

Arrimadas debe decidir entre mantener sus apoyos puntuales al Gobierno o virar hacia una oposición más cerrada

La difícil posición de Ciudadanos tras el pacto del Gobierno con Bildu y la salida del sector riverista

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en um pleno del Congreso. EFE/J.J. Guillén

Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 04:30

El Gobierno sorprendió ayer con el anuncio de su pacto con EH Bildu para derogar, al menos parcialmente, la reforma laboral aprobada por el PP en 2012. El movimiento del Ejecutivo pilló a muchos con el pie cambiado, ya que la medida se dio a conocer públicamente justo después de la votación en el Congreso en la que se aprobó la quinta prórroga del estado de alarma.

En particular, la jugada de Sánchez e Iglesias deja en una difícil posición a Ciudadanos. La formación liderada por Inés Arrimadas facilitó con su voto a favor la prórroga buscada por el presidente y posteriormente asistió con estupor al pacto alcanzado por el Gobierno con EH Bildu.

Y es que las negociaciones entre el Ejecutivo y la formación abertzale se llevaron en completo secreto. El propio Oskar Matute, diputado de EH Bildu en el Congreso, reconoció ayer en una entrevista en TVE que las conversaciones se habían conducido con "discreción" y que llevaban produciéndose "desde hace días", a pesar de que no habían trascendido públicamente.

El Gobierno, por tanto, ha jugado con una mano a garantizarse el apoyo de Ciudadanos en la cuestión de la prórroga y, con la otra, ha negociado con EH Bildu para avanzar en la derogación de la reforma laboral, una vieja reivindicación de la formación abertzale, de Podemos y de algunos sectores del propio PSOE. Esto lo prueba el hecho de que el acuerdo con EH Bildu no se anunciara hasta pasada la votación en el Congreso, ya que Ciudadanos se ha mostrado siempre contrario a derogar la reforma del PP.

El dilema para Arrimadas

En esta situación de fuego cruzado que vive Ciudadanos, no es casualidad que el antiguo líder de la formación naranja, Albert Rivera, además de varias figuras referentes durante su etapa al frente del partido, hayan alzado la voz para denunciar el acuerdo para derogar la reforma laboral. Rivera ha escrito en su cuenta de Twitter que la medida llega "en la peor situación económica a la vista desde la posguerra". "¿Qué puede salir mal?", ha rematado.



También otros hombres fuertes que han salido recientemente de Ciudadanos, como Juan Carlos Girauta o Marcos de Quinto, han expresado su rechazo al pacto del Gobierno con EH Bildu. Tampoco parece casualidad que tanto Girauta como De Quinto hayan manifestado recientemente su oposición a seguir prorrogando el estado de alarma. Sin ir más lejos, este último anunció el martes su marcha del partido por discrepar en este punto con Arrimadas. La sesión de este miércoles en el Congreso fue, de hecho, su último día en la bancada naranja del hemiciclo.





En esta situación, el dilema para Arrimadas es claro. Ciudadanos debe decidir si mantiene el viraje al centro protagonizado por su nueva líder, que incluye apoyos puntuales al Gobierno, o volver a una oposición frontal a Sánchez, especialmente en el ámbito económico y ante la crisis en la que el efecto del coronavirus ha sumido a España.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo