Boletín

Así es la vida en un pueblo gobernado por Vox con mayoría absoluta

COPE visita Navares de las Cuevas. Su alcalde, Vicente Robisco, ha recibido a COPE para explicar por qué se presentó por el partido de Abascal 

Vídeo

 

Javier García Pérez
  • item no encontrado

Redactor cope.es

Rubén Mendoza

Editor multimedia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:39

Vox ha acaparado la atención de los últimos meses en la actualidad política española. Meses marcados por el maratón electoral que comenzó en diciembre en Andalucía y que ha terminado el pasado mes de mayo con las elecciones locales, autonómicas y europeas.  A través de los resultados de estos comicios, Vox ha conseguido presencia en diferentes instituciones públicas, tanto a nivel local como autonómico y nacional. 

A nivel autonómico destaca su presencia en el Parlamento Andaluz, donde consiguió después de 36 años de socialismo en esta comunidad autónoma formar un gobierno alternativo al PSOE. A nivel nacional, los de Santiago Abascal han conseguido 24 escaños, una representación mucho menor en relación a las previsiones de las encuestas días antes de las elecciones del 28 de abril. Pero a nivel local no ha conseguido una gran representación. 

En realidad, solo cinco ayuntamientos en toda España son gobernadas por Vox. Una de ellas es Navares de las Cuevas, en la provincia de Segovia, donde Vicente Robisco López ha conseguido revalidar la alcaldía, por quinta vez consecutiva, esta vez bajos las siglas de Vox. Hasta la localidad segoviana se ha desplazado un equipo de COPE.ES para conocer más de cerca como es un ayuntamiento liderado por Vox: “En esta ocasión he decidido cambiarme a Vox por una serie de circunstancias. No me sentía identificado con el rumbo que había tomado el Partido Popular y era el momento de cambiar”.

Robisco ha explicado cómo reaccionaron sus vecinos ante esta situación: “En estos pueblos tan pequeños se vota más a la persona que al partido. En un concejo como éste, con 15 habitantes más o menos, todos participan de las decisiones del ayuntamiento. Es más una decisión mía personal por mis convicciones”.

También ha sido preguntado por la etiqueta de 'ultraderecha' que muchas veces se le asigna a Vox: “No se merece esa etiqueta. Se la han colado. Pero no pasa nada. Pero la pregunta es quién establece que es ultraderecha o ultraizquierda, ahí es donde se encuentra la cuestión”. 

Por último, Robisco ha reiterado que en Vox se siente agusto y que ahora tienen cuatro años para demostrar todo lo que llevan en su programa: “Ha pesado en mí más los principios y los valores que tengo. Ahora en Vox estoy agusto, Vox me lo tendrá que demostrar en los próximos meses”.

Lo más