Pablo Casado: "Estamos en la peor ola migratoria de la última década"

Desde que gobierna Pedro Sánchez se ha triplicado la llegada de inmigrantes irregulares (a España)

ctv-mui-636711516101765592w

Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:46

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado que, "a día de hoy y desde que gobierna Pedro Sánchez, se ha triplicado la llegada de inmigrantes irregulares (a España) y estamos en la peor ola migratoria de la última década".

Casado, en declaraciones a los periodistas en Logroño, ha lamentado que "ha tenido que venir la señora Merkel a Doñana para decírselo (al Gobierno) porque lo que decíamos los demás -el PP- solo merecía los insultos y la negación de la realidad".

El presidente del PP ha añadido, en relación con la política del Gobierno y, en este caso, con la inmigración, que "los bandazos de Sánchez son continuos, diarios" y "el siguiente bandazo ha venido del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska".

"Hace menos de un mes -ha dicho Casado- fui a Melilla y Ceuta a decir que la política de inmigración del Gobierno tenía un efecto llamada sobre las mafias de extorsión de los seres humanos" y que, además, "ponía en riesgo la integridad de nuestras fronteras y la sostenibilidad de los servicios de acogida".

Ha añadido que, "por decir esto me insultaron, me llamaron xenófobo, racista, y ahora (el Gobierno) está haciendo todo lo que el PP decía y un poquito más, que hicieran uso de los métodos de contención de la frontera, las concertinas y los perímetros de seguridad", entre otras acciones.

Lo último, ha precisado, es que "el señor ministro de Interior y, en definitiva, el Gobierno de España, reconoce que los asaltos cada vez son más violentos, más organizados y que, evidentemente, había delitos en las agresiones a la Guardia Civil".

Según el PP, ha concretado, "han tenido que pasar tres semanas de insultos, no ya a mi persona, a la coherencia de todos los españoles, para que tengan que reconocer que, en efecto, que la política de inmigración del Gobierno es un desastre".

Además, esa política "ha puesto en riesgo la integridad de la Guardia Civil, de nuestra frontera y de nuestros servicios de acogida, sobre todo, de Andalucía, Ceuta y Melilla".

Lo más