• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

La carantoña de Iglesias al PSOE para conseguir un Ministerio

Se trata del Pablo Iglesias más suave en una semana clave para avanzar en las negociaciones

La carantoña de Iglesias al PSOE para conseguir un Ministerio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:06

Una vez se han conformado los pactos para gobernar los ayuntamientos del país en los próximos cuatro años, ahora toca cerrar los acuerdos para gestionar las comunidades autónomas tras los comicios del 26 de mayo. Es difícil imaginar que antes de alcanzar estos pactos, Pedro Sánchez y Podemos anuncien un principio de acuerdo que permita, a priori junto a los independentistas, conformar una mayoría estable para gobernar España.

Mientras llegan esas reuniones definitivas, Pablo Iglesias no ha dejado pasar la oportunidad para volver a tender la mano al PSOE y a Pedro Sánchez con el propósito de explorar la vía del diálogo. Lo ha hecho en una entrevista concedida a La Sexta, donde el Secretario General de la formación morada, ha asegurado que "hay una amplia mayoría que está deseando vernos gobernar juntos, combinando la experiencia del PSOE con la frescura y la valentía de Unidas Podemos. No podemos decepcionar a toda esa gente y creo que Pedro Sánchez no les va a decepcionar".

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reunirán esta semana para definir cómo se concreta el Gobierno de cooperación que ambos pactaron explorar la pasada semana. Los líderes del PSOE y de Unidas Podemos van a tomar las riendas de una negociación que, en principio, pilotarán personalmente. Las conversaciones no bajarán a un segundo nivel hasta que quede clara la estructura de ese Ejecutivo, si es que ambos llegan a un acuerdo que, hoy por hoy, no está cerrado.

Iglesias advirtió recientemente además que la amenaza de los socialistas de repetir las elecciones fue un error, y se ha mostrado optimista con que finalmente acabe constituyéndose un "gobierno de cooperación" entre ambos partidos. Y concluye que "esto no va de echar un pulso. Si lo echamos nos va a ir mal a los dos”.

Lo más