Boletín

SOCIALISTAS EUROPEOS (Ampliación)

Borrell afirma que Estados Unidos ve a Europa "como enemigo"

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, afirmó hoy que Estados Unidos "considera a Europa no como un aliado sino como un sujeto extraño que desconoce, y despierta recelos y nos ven como enemigos".,En su intervención durante la jornada inaugural de la convención del Partido Europeo Socialista (PES), Borrell fue muy crítico con la actual administración estadounidense, en particular en lo que atañe a la relación con Europa.,"Nos dejan solos -manifestó Borrell- al de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:12

El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, afirmó hoy que Estados Unidos "considera a Europa no como un aliado sino como un sujeto extraño que desconoce, y despierta recelos y nos ven como enemigos".

En su intervención durante la jornada inaugural de la convención del Partido Europeo Socialista (PES), Borrell fue muy crítico con la actual administración estadounidense, en particular en lo que atañe a la relación con Europa.

"Nos dejan solos -manifestó Borrell- al denunciar el pacto nuclear con Irán" o el Tratado de no proliferación de misiles balísticos (INF), como ha hecho el presidente de EEUU, Donald Trump.

"Los europeos ahora estamos expuestos a esta amenaza mientras ellos se ven libres de la misma, porque están más lejos", recalcó.

"Cuando nos plantean que tenemos que gastar más en defensa debemos preguntar para qué ¿Para la estrategia de la gran potencia o para una Europa que debe ser capaz de asegurar su propia defensa, asegurando capacidades propias?", indicó Borrell.

Por otra parte, el jefe de la diplomacia española afirmó que el actual es "un momento difícil para la construcción europea, en un contexto internacional especialmente difícil con el resurgir de los nacionalismos identitarios".

Ahora "se abren nuevos interrogantes a los que la socialdemocracia debe ser capaz de contestar con fuerza", subrayó.

Borrell expresó su preocupación por las "tendencias centrífugas" que la crisis económica y sus derivaciones han provocado en Europa.

El ministro dijo que si antes el problema principal era la economía, ahora "es la identidad", lo que ha llevado a que "muchos votantes que fueron, o deberían ser, socialistas, no voten en clave sociológica o ideológica, sino que lo hacen en términos identitarios".

"Eso nos enfrenta a dos problemas que pueden ser una tormenta perfecta": por un lado, "muchos trabajadores y clases medias han perdido poder adquisitivos, son los perdedores de la globalización", por otro, surge el fenómeno migratorios, que conduce a "echar la culpa al otro cuando la situación económica sigue siendo difícil", comentó Borrell.

"Parte de la población de la vieja Europa está formada por clases medias que defienden la emigración, por lo supone de multicultural. Es gente ilustrada". Pero también "hay gente que no tiene muchas perspectivas de mejorar en el futuro, que entra en competencia con los emigrantes y eso genera fricciones", destacó.

"No podemos construir sociedades abiertas sino están cohesionadas, porque si no la apertura va a desagregar más el vínculo social", afirmó, Borrell, quien subrayó que ahora "nuestro reto es recuperar la solidaridad perdida".

"El brexit es una ocasión para explorar nuevas oportunidades; hay que analizar y buscar en pos de una integración política mayor. Si no lo hacemos, si Europa no lo hace en los próximos años, perderá una oportunidad de jugar un papel clave intermedio entre China y Estados Unidos", afirmó.

Europa es "la parte del mundo que mejor combina la libertad política, el progreso económico y la distribución social. Hemos combinado la libertad con el progreso económico y la paz", indicó Borrell, que subrayó que, "sin Europa, los viejos demonios del pasado pueden volver."

Lo más