CASO VILLAREJO

Autorizan a Bárcenas a personarse como acusación en la pieza sobre Kitchen

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha aceptado la personación del extesorero del PP Luis Bárcenas como acusación en la pieza en la que se investiga la operación Kitchen, supuestamente planificada desde Interior en 2013 para robarle documentos comprometedores a través de su chófer.,Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas y ha adelantado El Independiente, el magistrado ha adoptado esta decisión con el visto bueno de la Fiscalía Anticorrupción al consid

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:32

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha aceptado la personación del extesorero del PP Luis Bárcenas como acusación en la pieza en la que se investiga la operación Kitchen, supuestamente planificada desde Interior en 2013 para robarle documentos comprometedores a través de su chófer.

Según han confirmado a Efe fuentes jurídicas y ha adelantado El Independiente, el magistrado ha adoptado esta decisión con el visto bueno de la Fiscalía Anticorrupción al considerar a Bárcenas como perjudicado por esta operación en la que intervino el excomisario José Villarejo.

La operación Kitchen -que culminó con la sustracción de documentos relacionados con los llamados "papeles de Bárcenas" sobre supuestos pagos de empresarios al PP- se investiga en una pieza separada del caso Tándem, la número 7, y en el marco de esta investigación fue citado en diciembre como imputado el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, que se acogió a su derecho a no declarar.

Los documentos que supuestamente sustrajo el chófer fueron publicados por El Mundo, lo que motivó que otro juez de la Audiencia Nacional, el que investiga los papeles de Bárcenas sobre la caja B del PP, José de la Mata, llamara también a declarar como investigados al extesorero y a su mujer Rosalía Iglesias.

Bárcenas explicó a De la Mata que su chófer llevó, por encargo suyo, documentos sobre la contabilidad paralela del partido desde la sede del PP a un estudio de restauración de su mujer, a la que también trasladó a Soto del Real cuando estuvo en prisión preventiva, así como una carpeta con documentos al despacho de su entonces abogado, información que, aseguró, después fue aportada.

Sostuvo además que esos papeles no eran tan relevantes para la causa en comparación con otros documentos que ya había aportado y descargó la responsabilidad en caso de que algo faltara en terceras personas.

A petición también de De la Mata, el Ministerio del Interior confirmó que existían evidencias de la llamada Operación Kitchen, puesta en marcha para espiar y sustraer documentos al extesorero, tales como la participación en ese operativo de policías y confidentes, algunos pagados con fondos reservados, como al parecer fue el caso del chófer que se cree llegó a cobrar 48.000 euros.

Lo más