Boletín

El PP apela a la épica para conseguir la remontada

Casado busca mantener, al menos, un poder territorial y autonómico que sirva como contrapeso y como dique al de la izquierda

Vídeo

 

María Dabán
@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09 may 2019

En la calle Génova son conscientes de que, después del descalabro del pasado dia 28, el partido se juega su ser o no ser, y Pablo Casado quizá, incluso, su liderazgo. Por eso el presidente del PP apelaba en las últimas horas a la épica, a la remontada estilo Liverpool, a darle la vuelta al marcador, para mantener, al menos, un poder territorial y autonómico que sirva como contrapeso y como dique al de la izquierda.

Los populares quiere quitarse ya el luto y mirar hacia el futuro, transmitir confianza a su electorado y a sus votantes. Casado se esfuerza en hacerlo, a pesar de que todavía mantiene un tono más bajo de lo que es habitual en él en los actos públicos. En estos días volverá a hacer un llamamiento al voto útil, ayudado además por la realidad: y es que, ya no es una advertencia, la división del centro derecha solo ha favorecido a Pedro Sánchez. Y, como muestra un botón, dicen los populares, el bulo del 1+1+1, ha provocado la mayoría absoluta del PSOE en el Senado, lo que va a conllevar que Miquel Iceta, el que auguraba una consulta sobre la autodeterminación de Cataluña en diez años, sea el próximo presidente de la Cámara Alta.

Casado ha prometido además “devolver todas las bolas” porque ha comprobado como, mientras él centraba sus ataques en el PSOE, Vox y Ciudadanos jugaban a quitarle electores por todos sus flancos, y esto, se acabó, advierten.

Especialmente duro ha estado el líder del PP con Albert Rivera... Le enerva su cinismo, dice en la calle Génova, porque oculta sus posibles pactos con los barones del PSOE (Page, Lambán, Gabilondo), plagia su programa electoral y alienta el transfuguismo (porque eso y no otra cosa fue lo que hizo Ángel Garrido, recuerdan).

Casado cree que el Partido Popular debe servir de freno también a la política económica de los socialistas, que han vuelto a mentir en una campaña electoral y han anunciado una subida fiscal de 26.000 millones de euros que habían ocultado, poco después de ganar las elecciones.

El líder popular asegura que el PP está fuerte y unido, que tiene el apoyo de los barones, pero muchos cruzan los dedos y murmuran el “ya veremos lo que pasa”. Casado piensa recorrer todas las comunidades en campaña, también Ceuta y Melilla, y ya ha dejado claro que no piensa hacer cambios en el organigrama del partido, que no piensa entregarles a los descontentos las cabezas de Maroto y Teodoro García Egea, porque su proyecto y su equipo fueron elegidos para cuatro años en el pasado congreso.

En esta campaña, eso sí, se espera poca o ninguna presencia de los ex-presidentes Rajoy y Aznar. La dirección nacional no les ha pedido hacer campaña, aunque no se opone a que en algunas plazas concretas se les reclame, como se ha hecho en las generales.

Lo más