Lluvia de críticas a Anabel Alonso por mofarse del belén de Madrid con la bandera de España

Tras estar años reducido al mínimo, el belén de Madrid vuelve a crecer de la manera más tradicional rodeado con una bandera española

Vídeo

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 02 dic 2019

José Luis Martínez-Almeidaalcalde de Madrid desde el pasado 15 de junio de 2019, se ha mostrado muy sorprendido ante el “escándalo” que se ha montado por colocar una bandera de España en el belén de la capital, situado en el Palacio de Cibeles.

El alcalde ha comentado que, por lo menos, no se ha gastado “97.000 euros en un trastero”, refiriéndose al belén que ha creado Ada Colau en Barcelona. En este caso, la alcaldesa de la Ciudad Condal quiso dejar claro que “no era un belén tradicional”, sino más bien una preparación creativa de Paula Bosch -su autora- que se ha inspirado en "preparativos de sus navidades infantiles" con cajas que tenían dentro figuras y adornos.

Martínez-Almeida ha defendido que el Gobierno de la ciudad de Madrid está “orgulloso de sus tradiciones” y que la bandera de España rodeando el belén se debe a un “elemento tradicional” en muchas casas. Estas palabras las ha pronunciado cargando contra el Gobierno de Pedro Sánchez: “Hay que acudir a las tradiciones, y más en estos tiempos en los que Sánchez quiere pactar con golpistas”.

Sin embargo, las redes sociales han montado un gran revuelo a raíz de ver en una misma imagen al belén y la bandera de nuestro país. La actriz y humorista Anabel Alonso ha sido una de las que más ha tirado de ironía en sus redes sociales. La intérprete, con su habitual humor, ha escrito en un tuit que en su casa también rodean el belén con una bandera de España, dándole así la razón al alcalde de Madrid.

Además, ha ironizado que cuando no hay belén, ponen la bandera en el salón o la cocina. “Es cierto, en mía cuando no hay belen, rodea el televisor, el frigorífico y el sofá (la cama me da cosa)”.

La actriz se convirtió en tendencia al instante recibiendo así numerosas respuestas que no compartían su satírico humor.

Lo más