La abogada de Trapero ve "imposible" atribuirle rebelión o sedición con las pruebas de la causa

Europa Press

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:53

Lamenta que le acusen ahora de rebelión porque no se ha podido defender de este delito

La abogada del exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluís Trapero, Olga Tubau, ha mostrado este viernes su desacuerdo con la acusación de la Fiscalía por presunta rebelión, por la que pide 11 años de cárcel, porque, con las pruebas que constan en la causa, "es imposible desde un punto de vista razonable sostener una acusación" por este delito o por sedición, por lo que pedirá la absolución.

En declaraciones a Europa Press, Tubau se ha mostrado sorprendida por que la Fiscalía acuse ahora por rebelión cuando el auto de procesamiento en la Audiencia Nacional fue por presuntos delitos de sedición y organización criminal, aunque contemplaba este cambio como una posibilidad tras publicarse en algunos medios.

Ha valorado que se ha producido una indefensión con este cambio de calificación porque el auto de procesamiento no contempla "la nota de violencia que requiere el delito de rebelión" y no se han podido defender durante la instrucción de esta acusación.

Por eso, prevé "denunciar esta situación procesal que produce indefensión" en el escrito de defensa que presentará en la Audiencia Nacional o en otro escrito, y pese a que ello no paralizará el procedimiento, ha augurado que al final un tribunal puede finalmente invalidar esta acusación.

Ha constatado que actualmente hay dos procedimientos, en el Tribunal Supremo y en la Audiencia Nacional, que tienen un relato de hechos que "contempla una unidad de acción" con distintos niveles de actuación de los procesados, lo que contribuye a la distorsión, en sus palabras.

Sin embargo, ha augurado que la Audiencia hará su propia valoración de la prueba "y llegará a sus propias conclusiones", por lo que según ella puede haber condenas o absoluciones en el Supremo y que eso no afecte a la sentencia de la Audiencia.

PIDE SU ABSOLUCIÓN

En su escrito de defensa, pedirá la libre absolución para Trapero y la intendente Teresa Laplana (acusada de un presunto delito de sedición) porque no se cometieron los delitos atribuidos ya que Trapero, como máximo responsable de los Mossos, y la cúpula policial se desmarcaron "abiertamente de cualquier manifestación política".

Entre otras pruebas, aportará una carta de Trapero al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Jesús María Barrientos, en la que se ponía a su disposición, y un comunicado de la Jefatura en la que decía que los Mossos obedecerían a jueces y fiscales.

Tubau también ha esgrimido dos reuniones en el Palau de la Generalitat con el expresidente Carles Puigdemont los días 26 y 28 de septiembre donde Trapero manifestó "incomodidad" por ciertos posicionamientos políticos y reiteró que obedecerían las órdenes judiciales, así como una anotación en la agenda del entonces 'número dos' de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, que afirmaba que "Mossos obecederán a los jueces".

Lo más