Andaluzas | Las claves de una campaña muy sosa y con escasos titulares

Pocos titulares han trascendido al ámbito andaluz y los que lo han hecho se han centrado en la resistencia de los partidos a aventurar cualquier pacto

 

  • item no encontrado

Redactora COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02 dic 2018

Pese a que Andalucía se juega mucho este domingo, la campaña electoral ha pasado desapercibida a nivel nacional, con el perfil muy bajo de unos candidatos que se han visto las caras en apenas dos tímidos debates de los que no ha salido ningún vencedor claro.

Pocos titulares han trascendido al ámbito andaluz y los que lo han hecho se han centrado en  la resistencia de los partidos a mostrar claramente sus cartas ante futuros pactos. El PP no ha descartado llegar acuerdos con VOX, al igual que Ciudadanos que sí negaba su apoyo al PSOE y lanzaba constantes guiños al partido de Pablo Casado.  En los micrófonos de 'Herrera en COPE', el candidato a la Vicepresidencia de 'Adelante Andalucía' (coalición IU+Podemos)  Antonio Maíllodejaba claro que no pactaría con una Susana Díaz nada "de fiar" y a la que por cierto las encuestas auguran un triunfo agridulce,  ganaría pero con el peor resultado de su historia. La forma en la que afrontarán los socialistas el incierto horizonte andaluz, está aún por ver, pero de antemano sí que han dejado claro que descartan cualquier alianza con los populares. 

Los cierto es que a medida que avanzaba la campaña los discursos de los candidatos iban subiendo el tono, con duras acusaciones entre ellos.  

Precisamente en la diana de muchos de estos reproches ha estado Vox . Conscientes de su importancia, ya que algunas encuestas le dan representación en el Parlamento,- muchos partidos no han dejado de referirse a partido de Abascal con el mantra de la 'ultraderecha'.

Es el caso del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aprovechaba la recta final de la campaña para acusar a Albert Rivera de  "abrazar los argumentos de la extrema derecha" o de la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez que acusaba también a la presidenta andaluza de haberle hecho la campaña a una formación  de "ultraderecha".  

En general los candidatos  han optado en su mayoría por una primera parte de campaña con actos sectoriales y reuniones con distintos colectivos, mientras que en los grandes mítines han compartido cartel con los líderes nacionales...  salvo Pedro Sánchez al que se ha reprochado una y otra vez el escaso apoyo a su antigua rival de primarias. El propio Pablo Casado, cuya participación en campaña ha sido constante,  le echaba en cara "la vergüenza que le daba bajar de Despeñaperros".

En contadas ocasiones la campaña sí que se ha colado en los debates nacionales. Lo ha hecho por ejemplo en el Congreso de los Diputados cuando Pablo Casado utilizaba alguna de sus preguntas para reprocharle a Pedro Sánchez el 'balance catastrófico' de la gestión de los socialistas en Andalucía con un 25% de paro, un  23 % de abandono escolar o con los casos de corrupción más escandalosos de toda Europa. Un debate que en absoluto gustó  a la presidenta Díaz que  rompía su compromiso por una campaña limpia, y acusaba de 'mentiroso' al líder popular.

La campaña también ha dejado momentos más amables. Imágenes curiosas como las de Susana Díaz en una empresa conservera en Isla Cristina, Juanma Moreno pidiéndole el voto a una vaca "¿Tú vas a votar al PP o no? ¡Di que sí, hombre!", le susurraba al animal,  o una Teresa Rodríguez que muy a lo  'Juego de Tronos'  se lanzaba "a por los Caminantes Blancos". "Lo que no sabe esa candidata es que la fuerza está conmigo", recogía el guante  Moreno en un vídeo que discurría al son de la banda sonora de Star Wars.

En general, el olivarero, el industrial -y, en particular, los astilleros-, junto con la agricultura y la sanidad han sido los temas que han estado presentes en boca de todos los candidatos para exponer sus compromisos programáticos para unas elecciones en las que la suerte ya está echada.

.

Lo más