Más directos

Sánchez empeora su resultado y complica todavía más la gobernabilidad de España

En unos resultados que perpetúan el bloqueo, Sánchez vuelve a ganar pero tendrá complicado llegar a acuerdos, en un Congreso en el que Abascal se dispara

Sánchez empeora su resultado y complica todavía más la gobernabilidad de España

 

Twitter

Redactor de COPE.es

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11 nov 2019

Es la cuarta vez que votamos en cuatro años, la segunda este año y por fin tenemos los resultados de unas elecciones ansiadas por Sánchez tras su “fracaso” al intentar pactar con Iglesias. El líder socialista ha vuelto a ganar. La repetición electoral apenas ha hecho cambiar el número de escaños socialistas en el Congreso (120, perdiendo tres) o el bloqueo, que persiste. Y, sin embargo, todo lo demás ha cambiado.

Sánchez, el líder intrépido al que hoy le falló su baraka

El Partido Popular, liderado de nuevo por Casado, con un tono más moderado, más conciliador, ha conseguido crecer. De lo 66 escaños de abril han pasado a 88, con 22 más, pero lejos de los 100 que algunos sondeos le hacían rozar."Hemos estado a la altura porque, en apenas seis meses, hemos recuperado un 33 por ciento de los escaños; hemos sumado más de 600.000 votos; y hemos ganado 22 diputados en el Congreso y 24 senadores", confirmaba un moderadamente satisfecho Casado.

Pablo Casado respira tras la subida significativa del PP tras el 10-N

 

La gran sorpresa es sin duda Vox. Los de Abascal han duplicado su resultado y se han convertido en la tercera fuerza política del país con 52 escaños (28 más que en abril). Abascal, al valorar los resultados de su partido, lo calificaba como la "gesta política más fulgurante y más rápida de la democracia española". A continuación dejamos un gráfico en el que se puede ver qué provincias han sido claves en el espectacular crecimiento de Vox.

ctv-sy0-thumbnail elecciones-mapa-provincias-vox-10n

El otro gran protagonista en el centro derecha, y el líder que más ha sufrido esta repetición electoral, ha sido Albert Rivera. Ciudadanos se ha hundido. La debacle naranja se venía anunciando desde las últimas encuestas, pero nada hacía imaginar que bajarían hasta los 10 escaños (47 menos que los que consiguieron la pasada vez). El futuro de la formación queda en el aire y su papel en futuros pactos pasará a ser meramente testimonial. Se espera que la continuidad de Rivera se decida en el congreso extraordinario que el líder ha convocado al comparecer tras los resultados.

Rivera asume el mal resultado sin paliativos y propone que los militantes decidan en un Congreso extraordinario

Volviendo al bloque de la izquierda, tenemos a Unidas Podemos, que también baja. Los de Iglesias se colocan con 35 escaños (sumando a los diputados de En Comú Podem y las Mareas), 7 menos que los 42 de abril. La incógnita esta vez quedará en ver si Iglesias volverá a exigir la entrada en un gobierno habiendo disminuido como lo ha hecho su fuerza. “Se duerme peor con 50 diputados de extrema derecha que con ministros de Podemos en el Gobierno. Volvemos a tender la mano al PSOE y a Pedro Sánchez, apelamos a su responsabilidad. Estamos dispuestos a negociar, desde mañana mismo, un Gobierno de coalición”, ha asegurado Iglesias arropado por la plana mayor del partido.

Unidas Podemos sobrevive a pesar de obtener su peor resultado electoral

Luca Piergiovanni / EFE

Continúa el bloqueo

En cuanto a los bloques, los resultados no mejoran la posibilidad de pactos que arrojaron las elecciones de abril. El bloque de centro-izquierda, liderado por el PSOE (120 escaños), junto a Unidas Podemos (33) y la entrada, casi testimonial, de Más País con 3 escaños, daría una fuerza de 156 escaños. Frente a estos, se encuentra el bloque de centro-derecha que suma los 88 escaños del PP, los 52 de Vox, los 10 de Ciudadanos y los 2 de Navarra Suma, llegan a aglutinar hasta 152 diputados. Empate técnico. La conclusión es la misma que en abril: bloqueo y un Congreso cada vez más difícil de gobernar y cada vez más polarizado.

ctv-qzb-thumbnail elecciones-mapa-provincias

Si Sánchez consigue llegar a un acuerdo con Iglesias (reeditando una difícil negociación como la ya vivida por ambas formaciones), tendrá que buscar el apoyo de fuerzas independentistas como ERC que baja de 15 a 13 diputados. En Cataluña también, el partido de Puigdemont, JxCAT, sube un escaños y se coloca con 8 parlamentarios. La CUP, finalmente, irrumpe con 2 diputados por Barcelona.

Más probable para Sánchez sería un pacto con el PNV, que mejora sus resultados de abril y llega hasta los 7 escaños, o incluso con Bildu, que ya facilitó el gobierno socialista en Navarra, aunque en el Congreso se haya hecho esta vez con 5 diputados (uno más que en el 28A).

Entre los "pequeños" nos encontramos con Coalición Canaria, que tras juntarse con Nueva Canarias consiguen dos asientos. El BNG entra también con un escaño y Revilla revalida el de su partido por Cantabria. Mención especial se lleva la nueva formación ¡Teruel existe! que tras cosechar 19.696 votos, entra en el Congreso con un diputado y como primera fuerza de la provincia aragonesa.

A continuación ofrecemos una tabla en la que se ve cuántos votos le ha costado a cada partido conseguir un escaño:

¿Cuántos votos necesita cada partido para conseguir un escaño?

 

Conclusión de la jornada: todo cambia para que nada cambie. Sánchez se debilita mínimamente, pero la derecha no crece lo suficiente como para poder rivalizar con el socialista. Podemos es más débil y desde el PSOE se ven forzados a buscar socios más allá de la Constitución. A lo que los españoles se pueden agarra es a la promesa de Casado:  “Seremos muy exigentes con el PSOE y después ejerceremos nuestra responsabilidad, porque España no puede seguir bloqueada", aseguraba aludiendo a una hipotética oferta de abstención en favor del líder socialista.

Sánchez pierde la mayoría absoluta en el Senado

Y cambiando de Cámara, con los ojos puestos en el Senado, nos encontramos una situación que claramente ha perjudicado a los socialistas. Si bi9en han sido la fuerza más votada, han perdido la mayoría que tenían en la Cámara. Sánchez ha bajado de 123 a 96 escaños por lo que perderá la mayoría absoluta (133) aún sumando sus 18 senadores autonómicos, de manera que tendrá que buscar apoyos con dos o más partidos si quiere volver a dirigir la Cámara Alta.

Los populares han registrado una fuerte subida, de 54 a 80 senadores, pero sumando sus 14 senadores autonómicos tampoco alcanzan la mayoría para presidir la institución. Ciudadanos, en línea con su hundimiento en el Congreso, ha perdido los cuatro senadores electos que obtuvo el 28A.

La importancia del Senado reside en su papel para refrendar leyes de vital importancia para un Gobierno como los Presupuestos e incluso la aplicación de un hipotético 155 en Cataluña. No solo tendrá que haber pactos y acuerdos en el Congreso, veremos, si en esta legislatura el Senado empieza a ser un inesperado protagonista de la vida política en España.

Lo más