La regañina del director del colegio mayor a Casado como estudiante: “Pablito, menos política y estudia”

El candidato del PP a la Moncloa residió en el Elías Ahúja en sus primeros años como universitario

Vídeo

 

Álvaro Rubio
@AlvaroRubio8

Redactor COPE

José Melero Campos
@ImparablesCope

Redactor y presentador del programa "Imparables Cope".

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 05 nov 2019

Pablo Casado fue desde sus primeros años un chico inquieto. De padre médico y madre profesora universitaria, siempre se preocuparon por que sus hijos tuvieran una buena formación académica. Entre sus principales inquietudes estaba la política. Con 22 años (2003) se afilió al PP, siendo poco después presidente de las NNGG de los populares en la Comunidad de Madrid.

Unos años donde el ahora candidato del PP a la presidencia del Gobierno ya aspiraba a ser útil a la sociedad. Un testigo directo de aquel Pablo Casado fue José María Torrijos, que dirigió el Colegio Mayor Elías Ahúja, adscrito a la Universidad Complutense de Madrid, donde Casado ingresó en sus primeros años como universitario.

Torrijos elegía, con una previa y exigente entrevista, a los estudiantes que formaban parte del colegio mayor. De Casado le llamó la atención su currículum, pero tenía algunas reservas dados los problemas que mantuvo el hoy exdirector del colegio con el hermano mayor de Pablo: “Durante la entrevista de admisión me gustó mucho su currículum y la autobiografía que había escrito con una letra preciosa, la más bonita que había visto en mi vida, pero tenía mucha cautela con él porque a su hermano le admitimos dos años antes y enseguida se marchó a otro colegio mayor, y yo pensé que Pablo nos iba a hacer lo mismo. Yo le dije que lo normal es que se fuese al colegio de su hermano, pero él se negaba y quería venir al nuestro. Me dio su palabra de que si le admitía aceptaría la plaza y así fue”.

Para los curiosos, el hermano de Pablo Casado renunció al Elías Ahúja junto a un íntimo amigo suyo de Palencia después de que la dirección del colegio mayor les ofrecieran una habitación doble: “Era una habitación de lujo, pero sin ni siquiera ver como era, optaron por trasladarse finalmente a otro colegio con habitaciones individuales. Luego se arrepintieron, pero cuando quisieron volver la habitación ya estaba ocupada”.

Audio

 

Lo que encandiló a Pablo del Elías Ahúja fue la cantidad de actividades que organizaban: “Tenemos teatro, revista, conferencias... y como era un chico tan activo, pues quería este colegio”.

Torrijos le ha definido como un colegial destacado, educado, respetuoso, de buena planta, con mucho don de gentes e hiperactivo. Tal y como recuerda quien fuera el director de Casado en el Elías Ahúja, “Pablo estaba en todos los debates que organizaba la Universidad. Fue director de la revista de nuestro colegio y también delegado de conferencias, y trajo a bastante gente importante. Yo le decía... pero Pablo, ¿de dónde sacas tiempo para estudiar, si no paras?”

Casi dos décadas después de aquello, la relación de Casado con José María Torrijos es de cordialidad. En ocasiones, incluso este último le whassapea: “Me siento como un padre orgulloso”, afirma.

Y no puede evitar los recuerdos con el Casado de la post adolescencia cuando se lo encuentra navegando entre telediarios y periódicos: “Él empezó como presidente de NNGG del PP, y cuando le veía por el colegio le decía Pablito estudia, Pablito estudia que no tienes tiempo y se te junta todo...”

El exdirector del Elías Ahúja reconoce que cuando Casado accedió a la presidencia del partido en verano de 2018, percibía en él una ansiedad propia de la edad y del cargo. No obstante, en la actualidad considera que está más centrado: “Le mandé hace poco un Whassap para decirle que me gustaban sus últimas declaraciones al ser más sensatas. No sé si la barba tiene algo que ver. Al principio le notaba más inquieto. Yo le deseo que se rodee de gente honesta y de valía”.

La edad, la responsabilidad de su cargo y el nacimiento de sus hijos le han hecho ser, a juicio de Torrijos, una persona algo menos optimista y entusiasta: “Tuvo un hijo con problemas médicos y eso le hizo madurar a golpes. Con toda la carga que lleva en su vida, debe estar sosegado”.

Lo más