El vapuleo de Inés Arrimadas y Rocío Monasterio a Montero en el último debate antes de las elecciones

La número dos de Ciudadanos comenzó el debate con una intervención muy contundente

El vapuleo de Inés Arrimadas y Rocío Monasterio a Montero en el último debate antes de las elecciones

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:08

La número dos de Ciudadanos, Inés Arrimadaslanzó un contundente mensaje a la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, durante el último debate de campaña, en el que también participaron Irene MonteroAna Pastor y Rocío Monasterio. El debate, que fue celebrado en laSexta, tuvo momentos de alta tensión entre las participantes.

La candidata de Ciudadanos por Barcelona comenzó su intervención en el debate criticando a Montero por no presentarse a la comisión de investigación del Caso Faffe en el Parlamento de Andalucía, que investiga la corrupción en el Gobierno socialista andaluz en los tiempos en los que la ahora ministra era consejera.

 

Arrimadas además incidió en que una parte del dinero público fuera destinado al pago de prostitutas.

 

La número uno de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, también lanzó una dura respuesta a la ministra en funciones, esta vez cuando la socialista minimizaba la situación de violencia urbana que se ha visto en las últimas semanas en Cataluña.

 

Monasterio lanzaba además este recado a sus socios en la Comunidad de Madrid, el Partido Popular y Ciudadanos, para que se comprometan a no facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

 

La representante popular, la exministra y expresidenta del Congreso, Ana Pastor, tuvo también sus palabras para la socialista Montero y su política fiscal y económica.

 

El funcionamiento del modelo autonómico y en especial las políticas que aplicar para resolver la crisis de Cataluña han sido los dos ámbitos que han disparado este jueves, en el último debate de la campaña, la tensión entre los cinco primeros partidos de España: PSOE, PP, Cs, Unidas Podemos y Vox.

Un debate en el que hubo momentos de alta tensión entre Inés Arrimadas y la ministra Montero.

Lo más