Los mercados han dejado pasar el día sin pena ni gloria a la espera de noticias de la Reserva Federal

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo del 2,1 por ciento en el segundo trimestre, frente al 3,1 anterior.

Tibieza en las Bolsas y en el mercado del petróleo a la espera de noticias de la Reserva Federal

FERNANDO ALVARADO

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:02

Los analistas creen que la Reserva Federal de Estados Unidos volverá a poner la venda antes de la herida. Tratará de satisfacer las peticiones del presidente Trump, y bajará tipos en un cuarto de punto para restarle fuerza al dólar, -como quiere el inquilino de la Casa Blanca-, y para alejar el fantasma de la recesión,  a pesar de que la economía todavía se mantiene muy sólida. Sería una  rebaja de tipos “preventiva”, lo que gusta especialmente a unos inversores que temen la posibilidad de que el enfriamiento, -si no se toman cartas en el asunto-,  se convierta en una recesión. El precio del dinero, con un recorte de un cuartillo de punto, quedaría en la banda del 1,75 al 2,0 por ciento.  De cara el futuro, los expertos  consideran que Jerome Powell se lo tomará con mucha calma y que sólo moverá más fichas si los indicadores económicos, sobre todo los adelantados, se deterioran  con intensidad. La economía de Estados Unidos creció a un ritmo del 2,1 por ciento en el segundo trimestre, frente al 3,1 anterior. La decisión de la Reserva se conocerá  a partir de las ocho.

En el mercado de materias primas el precio del petróleo ha bajado hoy hasta 64 dólares. El lunes llegó a superar los 70 dólares.  Los inversores creen que las instalaciones saudíes no tardarán demasiado  en recuperar buena parte de la capacidad perdida. Además, la AIE, la Agencia Internacional de la Energía, ha constatado la existencia de suficientes reservas de crudo (más de 1.500 millones de barriles) para compensar, si hiciera falta, la menor producción de Arabia.  En el mercado de divisas, el euro aprovecha la debilidad relativa de la divisa estadounidense por la previsible baja de tipos y repunta hasta 1,1060 dólares.

La Bolsa ha vivido una jornada de tranquila. El índice Ibex 35 ha subido un 0,31 por ciento, hasta 9.031 puntos. Hoy han bajado pocos valores, entre ellos, Cie Automotive, los bancos Sabadell y Santander y Mapfre. Ha subido Telefónica, que ha comprado el 50 por ciento de capital del negocio de alarmas de  Prosegur por 300 millones de euros. El pago se realizará con acciones de Telefónica procedentes de autocartera. Los inversores dan por buena esta operación. Las acciones de  Prosegur se han disparado un 10 por ciento.  Muy plana ha cerrado Red Eléctrica, que ha culminado la compra de Hispasat a Abertis por 930 millones de euros.

Ha reaccionado suavemente Bankia, tras una mala racha en la que ha acumulado una pérdida de un tercio de su valor en lo que va de año. Los inversores más pesimistas  creen que el dividendo de Bankia podría verse afectado negativamente dependiendo del impacto que finalmente tengan las decisiones de la justicia europea sobre los créditos referidos al IRPH. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha asegurado que la banca europea cotiza en Bolsa en estos días a sus niveles más bajos de los últimos 30 años. De momento, tras de analizar las opiniones de la abogacía europea sobre los contratos referidos al IRPH, (el índice de referencia  en el mercado hipotecario), los inversores creen que estos contratos no serán considerados ni nulos, ni abusivos por la justicia. Al menos  en bloque.  Serán los tribunales los que decidan si a cada cliente se le informó suficientemente o si hubo falta de transparencia. Así que en principio parece que el sector no tendrá que hacer frente a indemnizaciones masivas. Pero la duda seguirá viva hasta que se conozca la sentencia, que probablemente no llegará antes de finales de año.

Hoy se ha conocido que el IPC de la Unión Europea ha crecido una décima en agosto, que es la mitad de lo que esperaba le mercado. En julio se había contraído medio punto. La tasa interanual se mantiene en el 1 por ciento, que es su nivel más bajo desde 2016. . También se han publicado datos de inflación en el Reino Unido. Se sitúa en el 1,7 por ciento, mínimo de los últimos tres años.  En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España se ha reducido hasta 74 puntos básicos. El rendimiento de los bonos españoles a diez años se reduce al 0,24 por ciento, frente al menos 0,51 por ciento que rinde el “bund” alemán equivalente. No se deja notar la incertidumbre política en España. No hay nerviosismo a pesar de que el país sigue necesitando  un gobierno estable y unos nuevos presupuestos. Se prolonga un poco más incertidumbre en el terreno laboral y en el fiscal, entre otros muchos.

Lo más