Solarpack invertirá 300 millones en el desarrollo de su cartera de proyectos en 2019

Solarpack invertirá 300 millones en el desarrollo de su cartera de proyectos en 2019

Europa Press

Tiempo de lectura: 4' Actualizado 13:52

La compañía vizcaína Solarpack ha anunciado que invertirá 300 millones de euros en la ejecución, durante 2019, de la cartera de proyectos contratada, que suman 510 megavatios (MW) de instalaciones solares fotovoltaicas a construir a lo largo del año próximo. Parte de la cifra saldrá de los 100 millones obtenidos tras la emisión de acciones con la que este miércoles ha iniciado su salida a Bolsa.

Los 510 MW supondrán la instalación de un total de millón y medio de paneles solares en parques de todo el mundo, de los que alrededor de 211 MW son proyectos situados en España, unos 633.000 paneles correspondientes a instalaciones que se realizarán en el conjunto del país.

El plan de la compañía pasa por alcanzar en cuatro años un gigavatio (GW) de capacidad y potencia instalada para explotación propia a cargo de la propia firma vizcaína. Solarpack ha obtenido unos beneficios netos, en los últimos tres años, de 28 millones.

Estos datos han sido ofrecidos por el presidente de la compañía, José Galindez, en una comparecencia en la sede de la Bolsa de Bilbao, previa al inicio de la cotización de la firma, en la que ha estado acompañado por el consejero delegado de Solarpack, Pablo Burgo. Posteriormente, se ha celebrado el tradicional 'toque de campana'.

Solarpack se ha estrenado en la Bolsa española con una subida del 14,7%, situando sus acciones en los 9,52 euros, frente a los 8,3 euros en que estableció el precio para su debut.

Con este precio marcado en sus primeros pasos en el parqué, la capitalización de la compañía de renovables se sitúa por encima de los 300 millones de euros.

Solarpack ha puesto en el mercado una oferta inicial de acciones que representa el 37,6% del capital social de Solarpack, que podrá aumentar a un máximo de 39,9% si se ejerce la opción de sobreadjudicación de hasta el 10% de la oferta inicial.

REINVERSIÓN

Respecto a los futuros dividendos a repartir, el plan de la empresa radicada en Getxo pasa por reinvertir la totalidad de los beneficios generados en el desarrollo de los nuevos proyectos contratados de cara a impulsar el crecimiento de la compañía a largo plazo.

Respecto a las perspectivas que ofrece a la compañía el mercado español tras el cambio de Gobierno, Pablo Burgos ha señalado que Solarpack se hizo en la subasta de 2017 con 100 MW de potencia y, en la actualidad, existe en el mercado español "una gran expectativa para los próximos años".

En ese sentido ha indicado que la cifra de gigavatios instalados en el país en los próximos años tendrá un peso relevante, "fruto de unas perspectivas en el mercado español que son una combinación de los costes a los que la energía solar fotovoltaica es capaz de generar electricidad, y de un nuevo interés de los reguladores por desarrollar un número mayor de megavatios en España".

En esa línea ha ahondado el presidente, José Galíndez, quien ha considerado que mercados desarrollados como el español o el europeo, "en los próximos años no van a tener un gran crecimiento eléctrico pero, en cambio, sí tendrán un gran volumen generado a partir de la sustitución procedente de los cierres de las plantas de carbón cuya generación de energía habrá que sustituir".

Galíndez ha remarcado que, de cara a esa sustitución de las fuentes minerales como el carbón "la energía solar fotovoltaica generada en estos países desarrollados es, hoy por hoy, la fuente más barata de generación de electricidad y en los próximos años va a tomar parte de ese espacio que están dejando las plantas que se quedan obsoletas".

Tras cubrir los 100 millones de su oferta inicial de acciones, el consejero delegado Pablo Burgos ha señalado que se ha realizado en un tiempo bastante corto porque "cuando en un sector emergente como este, cuando hay escasez de valores cotizados jugadores puros del sector, y compañías con una eficacia demostrada como Solarpack, hay un hueco para los inversores".

INVERSORES INSTITUCIONALES

Sobre el perfil del nuevo accionista que ha entrado en la compañía, el presidente de Solarpack ha señalado que consta de "una base importante de inversores institucionales españoles y fondos de gestión que dirigen entidades privadas y bancos, pero también europeos de las plazas más relevantes, como Londres o los países nórdicos".

A su juicio, es "una buena noticia" para la firma que "muchos de estos nuevos inversores lo son a largo plazo y piensan en los años venideros y no en una operación meramente especulativa".

Sobre si la empresa tiene pensado repartir dividendos más adelante, Galíndez ha precisado que resulta "difícil prever hoy". "Pero a cuatro años pensamos que con la inyección de capital recibida ahora y los proyectos por hacer, no vamos a necesitar capital adicional", ha añadido.

A su juicio, "con la potencia instalada" la compañía tendrá capacidad, en cuatro años, para "abordar un cierto reparto de dividendo". "Con lo que si tenemos por delante un crecimiento relevante, habrá que consultarlo con los inversores si se reinvierten esos beneficios o merece la pena emprender ese reparto de dividendos", ha añadido.

MÁS BARATA QUE LA EÓLICA

Los responsables de Solarparck se han mostrado confiados en el crecimiento de la compañía, ya que la energía fotovoltaica está por debajo de los precios mayoristas en la mayor parte de los mercados, con lo que el campo accesible para crecer es cada vez mayor y probablemente veremos posibilidades de crecimiento para la empresa".

En todo caso, el presidente de Solarpack ha recordado que se reaccionará a esas oportunidades "teniendo en cuenta que históricamente no hemos apostado por crecer a cualquier coste". En la medida que los nuevos proyectos encajen en nuestro perfil de inversión, entraremos, y si para eso necesitamos fondos adicionales, acudiremos al mercado porque es una de las cosas que buscábamos con esta salida a bolsa", ha puntualizado.

Finalmente, José Galíndez ha recordado que, en cuanto a costes, la energía solar fotovoltaica generada es hoy por hoy más barata de media, en cuanto a precio y está por debajo del coste de la generada por vía eólica".

Según los datos aportados por los directivos de Solarpack, si hasta 2015 la solar instalaba menos que la éolica, en 2015 se igualaron y empataron a 50 GW instalados, y en 2017 la fotovoltaica ya la ha doblado en generación porque instaló 98 GW, mientras que la eólica seguía en 50 GW a nivel mundial.

Lo más