• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Trump tensa la cuerda comercial con Europa, con Latinoamérica y con China... y la Bolsa se tambalea

El índice Ibex 35 ha cerrado en 9.135 puntos, con una pérdida del 0,22 por ciento

Bolsa de Madrid

 Bolsa de Madrid (EFE)

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:48

Por fas o por nefas, los inversores no terminan de tener la  fiesta en paz. La tensión ha aumentado en las últimas horas en los mercados financieros porque el presidente de Estados Unidos ha anunciado la imposición de aranceles al acero de Brasil y Argentina. Ha anunciado también nuevos aranceles a productos franceses por 2.400 millones de dólares en respuesta a la llamada tasa Google que impone Francia a las grandes empresas tecnológicas estadounidenses, como el propio buscador Google, Facebook o Amazon.  El Gobierno de París ha respondido con la advertencia de que tomará, junto con la Unión Europea, medidas fuertes contra Estados Unidos. Así que puede abrirse un nuevo frente de crispación comercial antes de que se hayan solucionado los anteriores. La Bolsa de París ha perdido hoy más de un 1 por ciento.

Por si fuera poco, el presidente Trump amenaza con poner nuevas tasas a productos de Austria, Italia y Tuquía. Además, Washington mantiene su postura de subir aranceles a China si no se alcanza un acuerdo comercial antes del día 15. El inquilino de la Casa Blanca está convencido de que el resto del mundo, con su excesivo proteccionismo, discrimina y trata injustamente a las empresas estadounidenses.

Los mercados, visto lo visto, temen que Trump se vuelque en su enfrentamiento comercial con Europa en cuanto cierre un acuerdo con China. O que luche en todos los frentes a la vez, porque el acuerdo con Pequín puede retrasarse, según los más pesimistas, hasta después de  las elecciones presidenciales que se celebrarán dentro de un año en el país de las barras y las estrellas. ¡Dentro de un año!

Hoy los indicadores económicos no han sido demasiado alentadores. El dato de precios industriales en la zona euro no ha tranquilizado a casi nadie.  Han crecido apenas una décima en octubre, con una contracción del 1,9 en tasa interanual. La caída de los precios de los carburantes y la energía, junto con la tibia actividad económica, justifican estas pobres cifras.  Dentro de casa, los datos de paro en España han mostrado un aumento en el número de desempleados y una caída en el número de afiliados a la Seguridad Social.  

El índice Ibex 35 ha cerrado en 9.135 puntos, con una pérdida del 0,22 por ciento. Ayer perdió más de un 2 por ciento, Los analistas técnicos creen que en el cortísimo plazo la Bolsa puede bajar hasta 9.050 puntos.  Han bajado Telefónica, las acereras y los bancos. El gobernador del Banco de España ha advertido de que el mantenimiento de bajos tipos de interés durante un largo tiempo puede afectar a la estabilidad financiera y deteriorar los canales de transmisión de la política monetaria.  Se ha salvado de la quema hoy el Banco Sabadell, que ha vendido una cartera de 900 millones de euros en créditos fallidos a los fondos Intrum y Cerberus, según informa el Confidencial. Los analistas de Morgan Stanley han rebajado el precio objetivo que manejan para las acciones del Sabadell en diez céntimos, hasta 1,10 euro por título.   

Atresmedia ha caído a plomo. Imagina Media, -participada por Globomedia y Mediapro-, ha colocado entre inversores institucionales 7 millones de acciones de Atresmedia, que equivalen a un 3,11 por ciento del capital. Con ligeras bajas ha cerrado Repsol, que quiere convertirse en una empresa con cero emisiones de CO2 dentro de 30 años. Ello supone revisar la valoración de activos por cerca de 5.000 millones de euros, lo que impactará directamente en los resultados de este ejercicio. Repsol dará pérdidas multimillonarias este año, pero mantiene el dividendo en un euro por acción y la amortización de un 5 por ciento del capital.

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono español a diez años ha bajado hasta el 0,42 por ciento, frente al 0,50 de ayer. El Tesoro ha vuelto hoy al mercado en busca de financiación. La demanda sigue siendo muy elevada, sin que se deje notar la incertidumbre política. Ha colocado 4.636 millones de euros en letras a seis y doce meses. La rentabilidad ofrecida ha sido algo menos negativa en el plazo más corto (ha pasado del menos 0,470 al menos 0,443 por ciento) mientras se ha mantenido prácticamente sin cambios en el plazo de un año, que ha pasado del menos 0,446 al menos 0,448 por ciento. 

Etiquetas

Lo más