Más directos

Se reduce el temor a un Brexit duro y los mercados respiran con cierto alivio

El Ibex 35 ha aprovechado para dar un paso al frente y acercarse a la cota de los 8.900 puntos

Bolsa de Madrid

Bolsa de MAdrid (EFE)

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:01

La libra esterlina ha reaccionado cierta solvencia ante un escenario menos propicio al Brexit duro en el Reino Unido. La divisa británica ha rozado hoy el cambio de 1,22 dólares, cuando ayer mismo cotizaba, en los peores momentos, por debajo de 1,20. También se ha recuperado el euro, que vuelve a superar el cambio de 1,10 dólares. Ayer marcó mínimos de dos años y medio. Los analistas advierten de que la economía británica puede desacelerarse rápidamente, con menor actividad y menores resultados empresariales, en caso de que finalmente se produzca un divorcio por las malas. 

Por su parte, la formación de un gobierno algo más proeuropeo ha hecho caer con fuerza la prima de riesgo de Italia. Se ha reducido un 7 por ciento hasta 148 puntos, cuando hace pocas semanas superaba los 200.  La Bolsa de Milán... ha subido hoy un 1,7 por ciento. 

Todos los mercados se han distendido. Se ha reducido la crispación en el mercado de deuda. La prima de riesgo de España se mantiene en 83 puntos. Ha subido la rentabilidad del bonos español a diez años, hasta el 0,17 por ciento y se ha suavizado el rendimiento negativo de los bonos alemanes. Ayer menos el “bund” ofrecía un menos 0,72 por ciento. Hoy, un menos 0,66. 

El índice Ibex 35 ha aprovechado para dar un paso al frente y para acercarse a la cota de los 8.900 puntos. Hoy ha sumado un 0,54 por ciento, hasta 8.856.  Han tirado con fuerza del mercado los valores cíclicos y las empresas con mayor exposición a Gran Bretaña. A saber, Arcelor, Acerinox, Cie Automotive, Telefónica, la aerolínea IAG y  los bancos Santander y Sabadell. Alzas importantes también en Mediaset España, que ha aprobado su fusión su matriz. Por el contrario han flojeado las empresas energéticas, que tendrán que hacer frente a unos costes de 4.000 millones de euros para realizar el desmantelamiento de las centrales nucleares en España

Los mercados han pasado revista hoy con mucho interés a los indicadores económicos que se han publicado a lo lardo del día, y que no han sido pocos. En España el índice PMI del sector servicios ha mejorado más de lo que pronosticaban los expertos. De hecho ha alcanzado su mejor lectura de los últimos cinco meses. Ha pasado de 52,9 a 54,3 puntos, lo que indica expansión de la actividad. La mejora de la demanda interna justifica en gran parte este buen dato. Sin embargo, las empresas continúan temerosas ante  el debilitamiento de la demanda exterior debido al enfriamiento de la actividad económica. De hecho, según el indicador publicado hace un par de días, la actividad en el sector manufacturero se encuentra en contracción, con un registro inferior a 50 puntos, lo que indica pérdida de fuerza.  La actividad industrial se reduce a un ritmo que no se veía desde comienzos del año 2013. Es un dato. 

En el conjunto de la zona euro el PMI servicios ha aumentado apenas dos décimas, hasta una lectura de 53,5. El PMI compuesto, que contabiliza también la actividad manufacturera, ha mejorado de 51,5 a 51,9 puntos. Está en expansión pero muy modesta. No es gran cosa. Los expertos, -tras conocer estos datos y a falta de las referencias de septiembre-, consideran que el PIB de la zona euro crecerá tan sólo un 0,2 por ciento en el tercer trimestre del año. Los mercados esperan, por tanto, nuevas medidas de estímulo económico en su reunión de la próxima semana.  

También la evolución de las ventas al por menor de la la zona euro apunta en este sentido, ya que se han contraído seis décimas en el mes de julio, frente a un crecimiento de 1,2 puntos el año anterior. En términos interanuales, las ventas minoristas han aumentado a un ritmo del 2,2 por ciento, lo que contrasta con el 2,8 contabilizado un mes antes. 

Mientras tanto, China ha conseguido paliar la caída de la demanda externa con un aumento de la demanda interna, lo que es todo un logro y un bastión en plena guerra comercial con Estados Unidos.  El PMI de servicios de China ha mejorado de 51,6 a 52,1 puntos. 

En Estados Unidos, la balanza comercial no ha sorprendido a nadie, con un déficit de 55.000 millones de dólares. Es lo que esperaban los analistas. Se reducen las importaciones y aumentan las exportaciones, algo que los inversores dan por bueno. Las Bolsas de Nueva York suben esta tarde más de medio punto.  Los analistas de la Reserva Federal de Atlanta han reducido sus estimaciones de crecimiento del PIB estadounidense en el tercer trimestre en dos décimas, hasta el 1,5 por ciento

Etiquetas

Lo más