El Gobierno quiere obligar a los empleados a fichar en su trabajo

Patronal y sindicatos, enfrentados por el registro de horarios. El Ejecutivo asegura que ayudará a luchar contra el fraude y el abuso laboral

 

  • item no encontrado

Jefe de Economía de COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:27

El ministerio de Trabajo ha enviado a los agentes sociales un borrador de propuesta de modificación del registro horario en las empresas. El texto reforma varios artículos del Estatuto de los Trabajadores y lo que pretende básicamente es que volvamos a fichar, que haya un control de cuándo entramos y salimos de nuestra empresa. Es cierto que es algo común todavía en las grandes pero no en las pymes. Aunque se podrán acordar algunas excepciones, la idea ahora es hacerlo obligatorio. Incluso se contemplan sanciones para las compañías que incumplan la norma. Lo que se busca es acabar con el fraude y los abusos en las jornadas laborales.

El borrador del Gobierno ha sido acogido de manera desigual. El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha dicho desconocerla y ha asegurado que cuando el Ejecutivo se la plantee "de forma oficial en la mesa de diálogo social "la estudiaremos y aportaremos nuestro granito de arena". Sin embargo fuentes de la patronal confirman a COPE su rechazo a la propuesta por “inoperante”. Dirán no si se extiende de manera obligatoria y generalizada a las empresas.

Sin embargo la medida cuenta con el aplauso de los sindicatos. El secretario general de CC.OO. Unai Sordo, cree que “es fundamental que las empresas tengan control sobre la jornada de sus trabajadores, porque es ahí donde se produce gran parte del fraude laboral; con millones de horas extraordinarias que no se pagan y con alargamientos de jornada que ni cotizan ni se cobran”. También el líder de UGT, Pepe Álvarez, considera que esa medida “tiene gran trascendencia”. Afirma que ese registro será la “herramienta” que necesitarán los Inspectores de Trabajo cuando se presenten en los centros, para poder determinar si hay o no fraude en las contrataciones. Ve como “excusas de mal pagador” el argumento de la patronal de que esto puede suponer un sobrecoste para las empresas, sobre todo para las pymes.

Los sindicatos confían en llegar a un acuerdo en las próximas semanas para aprobar esta reforma “si puede ser con la CEOE y si no solo con el Gobierno”, advierten.

Lo más