Parada y fonda en las Bolsas tras casi dos semanas gloriosas de ganancias

 Se deja entrever cierto mal de altura en las proximidades de los 10.000 puntos del Ibex 35

Las Bolsas prefieren ver la botella medio llena y continúan con su escalada

EFE/ Juan Carlos Hidalgo

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13 feb 2020

Hoy los inversores han hecho caja. Han retirado parte de los beneficios acumulados en las últimas dos semanas. La Bolsa había acumulado una ganancia del 6 por ciento, después de subir en siete de las últimas ocho sesiones. Pero no ha sido grave, ni mucho menos. Hoy ha bajado un 0,31 por ciento al cierre, hasta 9.909 puntos.  Se deja entrever cierto mal de altura en las proximidades de los 10.000 puntos del Ibex 35. Una cota que perdió en mayo de 2018.


La Bolsa de Nueva York y la de Francfort  cerraron ayer con nuevos récords históricos. Wall Street también empieza a sentir vértigos en sus propias grandes cifras redondas, como los 30.000 puntos del índice Dow Jones de valores industriales o los 10.000 del Nasdaq de tecnológicas, que ahora se encuentran en torno a 29.400 y 9.700 puntos, respectivamente.   No extraña por tanto que hoy toque paso atrás. Hoy toca coger aire. Así es la Bolsa. Se mueve en altibajos, en dientes de sierra. Nada de líneas rectas. Siempre al son de la Yenka.  Pero hoy no ha habido prisas  por vender. No ha habido nerviosismo. Es un dato. La nueva metodología que emplea China para contabilizar a los infectados por el virus ha disparado el número de contagiados, lo que ha generado dudas en los mercados. Ahora China contabiliza a todos y cada uno de los enfermos diagnosticados por un médico, no sólo a los que han dado positivo en coronavirus en un “test” que no siempre está disponible en todo el vasto territorio del país.


Hoy los inversores han contado con varias referencias importantes. El IPC de Estados Unidos ha crecido una décima el mes pasado, con una tasa interanual del 2,5 por ciento, que es  frente al 2,3 contabilizado en diciembre. Los expertos esperaban una lectura del 2,4 por ciento. Los mercados han contado también con las previsiones económicas de la Comisión Europea. Para España, Bruselas ha mejorado una décima su previsiones de crecimiento, tanto para el año en curso como para el próximo. Las sitúa en el 1,6 y en el 1,5 por ciento respectivamente. Para el PIB de la zona euro, la CE espera un crecimiento del 1,2 por ciento  tanto en 2020 como en 2021.  Por su parte, BBVA Research cree que el crecimiento del PIB español puede reducirse a tan solo cuatro décimas en el primer trimestre del año, frente al 0,5 contabilizado en el último cuarto de 2019. Los analistas de la entidad mantienen su estimación para el conjunto del año en el 1,6 por ciento.


Y otro dato. Las ventas de automóviles han caído en China un 18 por ciento en enero en tasa interanual.  Se han dejado notar con claridad los efectos de la epidemia de coronavirus. La epidemia ha mantenido cerradas numerosas fábricas debido a las interrupciones de suministros y a la escasez de componentes. La provincia de Hubei, -cuya capital es Wuhan, foco del virus Covid-19- prolongará el cierre de empresas hasta finales de la semana que viene. El Fondo Monetario Internacional espera una recuperación de la economía china en V. Al fuerte descenso de la actividad actual seguirá pronto una recuperación igual de rápida.


En el mercado de divisas, el euro cotiza  por debajo de 1,09 dólares, que en su nivel más deprimido desde mayo de 2017. Las pobres cifras que se están publicando en Alemania contribuyen a al debilidad del euro. La inflación se ha contraído seis décimas en el mes de enero, con una tasa interanual del 1,7 por ciento. La producción industrial germana se ha contraído un 3,5 por ciento en diciembre frente al mes anterior. Es un dato mucho peor del que pronosticaban los analistas. Por su parte, las exportaciones alemanas han crecido apenas un 0,1 por ciento, que es menos de lo que se esperaba. La economía alemana no acaba de despegar de manera fiable. Ayer se conoció que la producción industrial de la zona euro se contrajo un 2,1 por ciento en diciembre, que es un dato claramente peor de lo que se esperaba.

Lo más

En directo2

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar

Deportes COPE

Con José Luis Corrochano

Escuchar