El Gobierno aprueba la mayor subida del gasto desde Zapatero

Las partidas de dependencia, vivienda o inversiones suben más de un 40% en los Presupuestos de 2019

Montero entrega en el Congreso los Presupuestos de 2019

 

Europa Press

Tiempo de lectura: 5' Actualizado 14 ene 2019

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha entregado a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2019 aprobado el pasado viernes en Consejo de Ministros y que son clave para el futuro del Gobierno de Pedro Sánchez.

Montero ha llegado al Congreso puntualmente a las 10:00 horas junto a la subsecretaria de Estado de Hacienda, Pilar Paneque, y las secretarias de Estado de Presupuestos, María José Gualda; y de Hacienda, Inés Bardón.

Tras comparecer ante los medios gráficos en el Patio de Floridablanca, han entrado al Palacio para reunirse con la presidenta de la Cámara, con quien han analizado los plazos y la tramitación parlamentaria de las cuentas públicas de 2019, las primeras del Ejecutivo socialista y que, de momento, no cuentan con una mayoría suficiente para salir adelante.

Posteriormente, Pastor y Montero se han dirigido al Salón de Pasos Perdidos, donde se ha celebrado oficialmente el acto de entrega del proyecto de ley, en presencia de altos cargos del Ministerio de Hacienda, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y miembros de la Mesa y de la Comisión de Presupuestos del Congreso.

Los Presupuestos han llegado al Congreso en un tableta electrónica y Montero también ha entregado a Pastor el llamado "libro amarillo" con el resumen de los capítulos y partidas de las cuentas públicas, que también pueden consultarse a través de internet. 

Tras la entrega oficial de los presupuestos, la Mesa del Congreso se reúne esta mañana para decidir el calendario de tramitación de las cuentas públicas, que comenzará con la comparecencia de altos cargos antes de que se debatan en el pleno las enmiendas a la totalidad.

Los Presupuestos pasarán por tres momentos importantes durante su tramitación: el debate de enmiendas a la totalidad -la semana del 11 de febrero-, el debate de enmiendas parciales en la Comisión de Presupuestos -a principios de marzo- y la votación final del dictamen en el Pleno del Congreso, hacia mediados o finales de marzo. 

Montero defenderá unas cuentas que destinan el 57,31 por ciento del total del Presupuesto consolidado a gasto social y en las que de cada 100 euros, 42,1 se dirigen a pensiones.  El gasto no financiero del Estado alcanzará los 345.358 millones de euros, esto es, un incremento de 17.000 millones de euros, un 5,3% más. Esta es la mayor subida del gasto desde el año 2010 con el último presupuesto expansivo del Gobierno de Zapatero y su Plan E.

PRESENTAR ENMIENDAS DE TOTALIDAD EL 8 DE FEBRERO

Tras la ronda de comparecencias, y teniendo en cuenta de que los días 22 y 23 de enero ya están ocupados en la celebración de un Pleno extraordinario para convalidar ocho decretos ley del Gobierno, los grupos deberán decidir si presentan enmiendas a la totalidad.

Concretamente, el plazo para la presentación de estas enmiendas de devolución finalizará el viernes 8 de febrero al mediodía. El debate de las mismas, en el que la ministra de Hacienda defenderá su proyecto, se prevé para los días 12 y 13 de febrero.

Tras el debate con todos los grupos, presenten o no enmiendas de totalidad, todas ellas se votarán de una tacada, es decir, en una única votación, puesto que piden lo mismo: tumbar los Presupuestos y devolverlos al Gobierno.

SÁNCHEZ NECESITA A ERC Y PDeCAT PARA SUS CUENTAS

Para superar los votos de PP, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro (UPN), Foro Asturias y EH Bildu, que el pasado mes de diciembre rechazaron los objetivos de déficit de Sánchez, el Gobierno necesita sumar a Unidos Podemos, con quien ya ha firmado un acuerdo presupuestario, pero también a Compromís, PNV, Nueva Canarias, Esquerra Republicana y PDeCAT.

De repetirse los votos en contra que hubo a la senda de estabilidad, en el debate de totalidad de los Presupuestos al Gobierno no le bastaría con abstenciones del resto de partido, sino que necesitaría que tanto ERC y PDeCAT rechazaran las enmiendas votando junto al bloque que busca tramitar las cuentas.

Podemos ha advertido de que si el Gobierno no rectifica y garantiza el cumplimiento de todas las medidas incluidas en el pacto presupuestario que firmaron en octubre, como la limitación de los precios del alquiler o la bajada de la luz, no apoyará los PGE, si bien la ministra de Hacienda señaló el viernes que las cuentas recogen lo acordado con la formación y que los temas pendientes verán la luz a lo largo del año.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, huido de la Justicia en Waterloo, aseguró, tras reunirse con Quim Torra, que los partidos independentistas mantienen su 'no' a los PGE, pero dejó en manos de los diputados de ERC y PDeCAT la decisión final. Difieren en si hay que votar a favor de que el Congreso los tramite, o se tienen que rechazar de inicio. Los PGE cumplen con las previsiones del Estatuto de Autonomía de Cataluña, lo que se traduce en un alza de la inversión del 18%.

RECAUDACIÓN RÉCORD CON CAMBIOS FISCALES

Las nuevas cuentas se han elaborado con una previsión de crecimiento del 2,2% para este año, un décima menos de lo estimado inicialmente, y un déficit público del 1,3%, el fijado por el Gobierno del PP, si bien el Gobierno "no renuncia" a aprobar la senda que fija un déficit del 1,8% para este año (margen de 6.000 millones), aunque de aprobarse no se modificarán si ya están aprobados.

Las nuevas cuentas contemplan una recaudación récord de 227.356 millones, un 9,5% más. En detalle, contemplan un incremento de los ingresos tributarios del 11,9%, hasta 128.930 millones, con un repunte en todas las figuras tributarias: Sociedades (27.579 millones, 14,1% más); IRPF (86.454 millones, 4,9% más); IVA (78.307 millones, 11,7% más); impuestos especiales (23.057, 11,8% más) y otros ingresos tributarios (11.959 millones, 16,4% más).

De su lado, los ingresos no tributarios sumarán 25.745 millones, un 2,6% menos, con lo que el total de ingresos no financieros será de 154.675 millones, un 9,2% más.

El Gobierno contempla una recaudación adicional de 5.654 millones con los cambios fiscales, como el tipo mínimo del 15% en Sociedades y la limitación de algunas exenciones (1.776 millones), la creación del Impuesto sobre Transacciones Financieras (850 millones), la tasa digital (1.200 millones), el incremento del IRPF para las rentas más altas (328 millones), la fiscalidad verde con el alza del diésel (670 millones), el incremento del 1% del Impuesto sobre el Patrimonio (339 millones), la limitación de los pagos en efectivo (218 millones), el refuerzo de la lista de morosos (110 millones) y mejores prácticas en la prevención y lucha contra el fraude (500 millones).

En cambio, algunas rebajas fiscales retraerán ingresos, como el descenso del 25% al 23% del tipo de Sociedades para las pymes, que supondrá un descenso de recaudación de 260 millones; al tiempo que la rebaja del IVA de los servicios veterinarios al 10% reducirá los ingresos en 35 millones y en 18 millones el descenso de este impuesto al 4% en los productos de higiene femenina. De su lado, la rebaja del IVA de los libros electrónicos restará 24 millones.

GASTO SOCIAL DEL 57%

En materia de gasto, el gasto de personal ascenderá a 23.372 millones (+3,9%), mientras que los gastos corrientes en bienes y servicios alcanzarán los 8.588 millones (+5,5%) y los gastos financieros sumarán 31.449 millones (-0,5%). Las transferencias corrientes, por su parte, ascenderán a 261.961 millones (+6,3%), mientras que las transferencias de capital crecerán hasta los 9.735 millones (+3,3%) y las inversiones reales, hasta los 7.753 millones (+2,3%).

Los activos financieros alcanzarán los 35.325 millones (-12,6%) y los pasivos financieros los 91.976 (+13%), con lo que el total de operaciones financieras será de 127.301 (+4,5%). El total del presupuesto sumará 472.660 millones (+5,1%).

Las partidas presupuestarias destinadas a política social aumentan en 12.600 millones, con lo que del total de gasto público, el 57,3% se destina a gasto social (209.510 millones).

Sube el gasto en pensiones (153.864 millones, 6,2% más); Sanidad (2.037 millones, 1,7% más); Educación (2.722 millones, 5,9% más); Cultura (953 millones, 9,7% más); desempleo (18.402 millones, 4% más), o fomento del empleo (5.985 millones, 4,7% más) e infraestructuras (7.572 millones, 40% más). También las subvenciones al transporte (+13%), Agricultura (+0,2%), Industria y Energía (+0,5%), Comercio, Turismo y pymes (+1,3%), I+D+i (+5,6%) y Vivienda (+41%).

Los PGE recogen un alza de pensiones del 1,6% y del 3% en el caso de las mínimas, un alza del 2,25% del salario de los funcionarios, la supresión del copago farmacéutico, el aumento de las becas para estudio y ayudas para material escolar en etapas obligatorias (536 millones); un aumento del 40% de la dotación de Dependencia (515 millones) y el Plan de Eficiencia Energética de Hogares Vulnerables (Feder) (400 millones). Otras medidas son la recuperación del subsidio para mayores de 52 años; la cotización a la Seguridad Social de los cuidadores (315 millones) y el aumento del permiso de paternidad de 5 a 8 semanas.

Lo más