Las Bolsas hacen suyo el lema olímpico de “citius, altius, fortius”

El índice Ibex 35 de la Bolsa española ha sumado un 0,78 por ciento, hasta 10.083 puntos

Trabajadores en una fábrica de China

Trabajadores en una fábrica de China (EFE)

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:09

Más rápido, más alto, más fuerte. Los mercados confían en que la crisis del coronavirus será breve y en que sus efectos sobre la actividad económica serán pasajeros. Los inversores creen que  el brote roza ya el punto de inflexión. Cuando se alcance, sólo cabe esperar una progresiva mejora de la situación sanitaria y una progresiva recuperación de la normalidad económica. Los expertos de JP Morgan estiman que el “pico” del brote coronavirus se alcanzará dentro de tres semanas.


Los mercados esperan que las autoridades monetarias de Pequín pongan sobre la mesa nuevas medidas de estímulo económico.  La agencia Moody's ha rebajado su estimación de crecimiento del PIB de China hasta el 5,2 por ciento, frente a su previsión inicial del 5,8 y frente al 6,1 contabilizado en el último trimestre del año pasado. Espera por tanto una caída de casi el 2 por ciento en el ritmo de crecimiento de la economía del gigante amarillo.  Se van a resentir especialmente el comercio y el turismo. Los efectos del coronavirus, según Moody's, serán severos, pero de corta duración. Por su parte, los expertos de Morgan Stanley van más allá y creen que la economía china podría desacelerarse hasta el 3,5 por ciento en el primer trimestre por los efectos de la infección del virus. Los inversores en estos días prefieren fijarse más en el lado bueno de lo malo. Numerosas fábricas chinas están reiniciando su actividad después de un largo periodo en el dique seco por la epidemia de coronavirus. El numero de contagios y de fallecimientos sigue reduciéndose. Las exportaciones de Japón han sido mejores de lo que se esperaba. Han bajado, pero menos de lo que pronosticaban los expertos.


Suben esta tarde las Bolsas de Estados Unidos, se mueven en máximos históricos,  a la espera de las actas de la última reunión de la Reserva Federal, en la que mantuvo el precio del dinero en la banda que va del 1,50 al 1,75 por ciento. Ahí permanecerá mientras la entidad evalúa los efectos sobre de los tres recortes de tipos que realizó el año pasado. Pero dejó la puerta abierta a una actuación agresiva con todas las herramientas a su alcance si la economía pierde fuerza. En su comunicado, la Reserva Federal calificó el crecimiento económico como “moderado” cuando en anteriores comunicados hablaba de crecimiento “fuerte”. Los analistas creen que la autoridad monetaria estadounidense bajará una vez este año el precio del dinero. En 2019 redujo en tres ocasiones su tipo de interés de referencia,
Así las cosas, la Bolsa de Francfort y el índice paneuropeo Stoxx 600 están en niveles récord, mientras el índice Ibex 35 de la Bolsa española ha sumado un 0,78 por ciento, hasta 10.083 puntos.

Es un nivel que no se veía desde mayo de 2018. Ha cerrado en negativo ACS, a pesar de que su beneficio aumentó un 5,1 por ciento en el pasado ejercicio, hasta 962 millones de euros.  Por el contrario, han tirado hoy del mercado Iberdrola, los bancos, Inditex, Acciona, Siemens Gamesa y Cellnex. En menor medida ha subido Repsol, que publicará mañana sus cuentas del pasado ejercicio. Alzas moderadas en  Telefónica, que también  mañana publicará resultados. Los analistas del Deutsche Bank aconsejan comprar el valor con un precio objetivo de 10,6 euros por acción. Hoy ha cerrado a  6,54.  Esta mañana se ha conocido que  Telefónica Deutschland, la filial alemana de la operadora española,  ha dado pérdidas de 32 millones de euros en el último trimestre del año pasado, frente a los números rojos de 107 millones en el trimestre final del ejercicio precedente. Las pérdidas se han reducido sustancialmente en los últimos meses. En el conjunto del pasado ejercicio, la empresa ha perdido 212 millones, lo que supone un 7,9 por ciento menos que un año antes. 

El beneficio de la filial de Telefónica en Brasil se ha reducido un 44 por ciento hasta 5.000 millones de reales, unos 1.000 millones de euros. Este descenso se ha debido a extraordinarios. Por su parte, y como comparación obligada, Deutsche Telekom ha mejorado su beneficio un 78,5 por ciento en el ejercicio pasado, hasta 3.870 millones de euros. La facturación de la operadora alemana ha marcado un nuevo récord, con más de 80.500 millones de euros.

Radio en directo COPE

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar