Los cazadores de gangas hacen acto de presencia, por fin, en las acciones bancarias

El Ibex 35 ha cerrado la sesión en 9.270 puntos, con alza de un 1,1 por ciento

Indicador Ibex 35

GRAF8617. MADRID, 27/06/2018.- La Bolsa española, que comenzó la jornada de hoy plana, pierde el 0,21 % minutos después de la apertura, con lo que pone en peligro el nivel de los 9.600 puntos. EFE/Javier Lizón Javier Lizón

Bolsa de Madrid

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:16

Hoy ha entrado dinero con cierta fluidez en los patios de operaciones. Con muchas reticencias y sin grandes alharacas, pero los compradores han vuelto. El mercado ha conseguido reaccionar en la zona de los 9.000 puntos. Por debajo de ese  nivel bajo se abría un nuevo abismo a nivel técnico que ponía los pelos de punta al más pintado. Pero la Bolsa ha recuperado el resuello para tranquilidad de unos inversores que estaban muy preocupados. La semana pasada, recordemos, el índice Ibex 35 perdió un 2 y medio.

La caída acumulada en lo que va de año ha llegado a rozar el 9  por ciento. La Bolsa ha flirteado peligrosamente con sus niveles más bajos desde finales del año 2016.  

Pero hoy por fin ha cuajado la reacción. El Ibex 35 ha cerrado la sesión en 9.270 puntos, con alza de un 1,1 por ciento.Los analistas de Morgan Stanley han contribuido hoy a la reacción de los dos grandes bancos españoles. Los expertos de la firma mantienen sus favorables recomendaciones tanto sobre Banco Santander, como sobre BBVA.

Para el banco cántabro, Morgan Stanley maneja un potencial de revalorización en Bolsa del 40 por ciento, con un precio objetivo de 5,9 euros por acción.  Hoy Santander ha subido casi un 2 por ciento hasta 4,25. Para BBVA sitúan su objetivo en 6,7 euros, frente a los 5,20 actuales, lo que supone un potencial del 30 por ciento. Morgan Stanley paralelamente aconseja tomar posiciones en acciones y en deuda italianos.

Hoy se ha suavizado la tensión que ha agitado a varias divisas emergentes en las últimas semanas. Y eso ha quitado hierro a la situación, al menos por el momento. Los mercados, para variar, no han prestado demasiada atención a las malas referencias geopolíticas, como las nuevas amenazas de multimillonarios aranceles comerciales de Estados Unidos a productos chinos, ni a las macroeconómicas, como los pésimos datos de confianza de los inversores que se han publicado hoy en Europa. 

Así las cosas, por fin ha entrado algo de dinero en las entidades financieras. Ha hecho falta, sin embargo, que sus cotizaciones acumulasen pérdidas importantes y los precios llegasen a ser casi de saldo. BBVA, por ejemplo, cotizaba a 7,5 euros a comienzos de febrero, mientras Santander rozaba los 6 euros en esas mismas fechas.

Han subido Telefónica, Repsol e Inditex, que publicará resultados pasado mañana. Ha destacado hoy especialmente la entrada de dinero en Mediaset, entre rumores, -desmentidos-, sobre la posibilidad de que la empresa matriz italiana, controlada por la familia Berlusconi,  estuviera estudiando lanzar una oferta de compra sobre su filial española.  Por si sí o por si no, Medaset ha subido en bolsa un 10 por ciento.  También es verdad que había caído un 30 por ciento este año.

Muy activos han estado los expertos de Morgan Stanley en las últimas horas. Para lo bueno y para lo malo. Además de lo ya dicho, Los analistas de la firma,  junto con los de Goldman Sachs, han advertido sobre la posibilidad de que se abra un periodo bajista de larga duración en las Bolsas de EEUU, que actualmente se encuentran en zona de máximos históricos.  También los analistas de Citi coinciden en esta apreciación con los otros grandes bancos de inversión estadounidenses y ponen sobre la mesa su temor a una fuerte corrección en Wall Street.

Etiquetas

Lo más