Boletín

DESPRENDIMIENTO ANDORRA

Andorra prevé reabrir totalmente el jueves vía afectada por desprendimiento

El Gobierno de Andorra prevé reabrir totalmente al tráfico el jueves día 15 la carretera CG-1, afectada desde el sábado por un desprendimiento de tierras y que ahora sufre restricciones de paso.,El ejecutivo andorrano ha informado en una nota de prensa de que esta mañana ha celebrado un Consejo de Ministros Extraordinario en el que se ha aprobado la declaración de zona de emergencia para poder llevar a cabo con celeridad las contrataciones de los trabajos que se han de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:03

El Gobierno de Andorra prevé reabrir totalmente al tráfico el jueves día 15 la carretera CG-1, afectada desde el sábado por un desprendimiento de tierras y que ahora sufre restricciones de paso.

El ejecutivo andorrano ha informado en una nota de prensa de que esta mañana ha celebrado un Consejo de Ministros Extraordinario en el que se ha aprobado la declaración de zona de emergencia para poder llevar a cabo con celeridad las contrataciones de los trabajos que se han de realizar en la zona afectada.

El desprendimiento, que no causó heridos pero sí desperfectos materiales en el centro comercial Punt de Trobada, se produjo sobre las 6.00 horas del sábado día 10 y obligó a cortar al tráfico la CG-1, que enlaza con la N-145, el principal acceso al Principado desde España.

Ese mismo día, seis horas después del deslizamiento, se habilitó un carril por sentido de circulación para el paso de vehículos ligeros y hoy ya se permite el paso de camiones y autocares bajo supervisión policial, aunque los pasajeros deben salvar la zona del desprendimiento a pie y subir luego nuevamente a los autocares.

Los camiones que transportan mercancías peligrosas han de acceder al Principado por la frontera francoandorrana.

El jefe del Gobierno de Andorra, Xavier Espot, ha explicado que ya se han empezado a instalar las medidas de contención en las zonas afectadas por el deslizamiento, entre ellas una pared de hormigón y una serie de pilares metálicos, y que trabajan con la previsión de reabrir totalmente al tráfico la CG-1 el próximo jueves, "una vez acabadas las obras y siempre que los informes técnicos lo permitan".

El Consejo de Ministros de hoy ha acordado asimismo impulsar nuevas medidas de control en las actuaciones urbanísticas para extremar la seguridad ante riesgos naturales.

Entre estas medidas, se obligará a los propietarios a revisar e inspeccionar todos los elementos de las construcciones y solo se facilitarán permisos de movimientos de tierras si estos trabajos están ligados a una licencia de edificación.

Además, en el caso de que la edificación no se inicie en un período de tiempo concreto aún por determinar, la licencia caducará y el propietario deberá dejar el terreno en su estado original.

El Gobierno andorrano está elaborando un informe para determinar cuál será la catalogación del terreno tras el desprendimiento, y Xavier Espot ha informado de que "el Gabinete Jurídico estudia si se han de aplicar acciones posteriores relacionadas con el desprendimiento".

Lo más