COPE

Mario Casas cumple años: el motivo de su separación de Blanca Suárez y el cambio profesional con el que sueña

El actor gallego cumple 7 lustros, una cifra redonda en un año -2021-, que no le puede ir mejor tras conseguir su primer Goya, premio que se le resistía

El actor gallego Mario Casas cumple 35 años este sábado

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 00:34

¿Qué se trae entre manos Mario Casas? O mejor, ¿en qué está trabajando? De momento es una incognita. Ahora bien, debe ser un personaje muy "normal" ya que en su última aparición pública no ha sorprendido ni por estar más delgado de lo habitual, ni por llevar la cabeza rapada, ni por exceso de musculación. Más bien ha llamado la atención por lo normal de su aspecto.



Pelo largo y ondulado y muy broceado, así aparecía dando muestras de estilo, una vez más, con la apuesta de todo al blanco en la presentación de 'Xtremo' una película de acción que protagoniza su hermano Óscar Casas.

Esto ocurría el pasado 2 de este mes de junio, días después de que Mario nos sorprendiera en sus redes con esta campaña de publicidad.



De nuevo junto a Antonio Banderas al que Mario debe su debut en el cine con 'El camino de los ingleses' cuando tenía 19 años y su salto al cine internacional con 'Los 33'.




Pero volvamos a lo último que ha estado rodando porque alguna pista sí tenemos. No se trata de una película; es un anuncio de una marca de cerveza muy conocida. Y está tan moreno porque el escenario no ha podido ser más paradisíaco: la Cala Turqueta (una cala virgen de aguas turquesas de Menorca que no tiene nada que envidiar al Caribe). Su estancia en las islas Gimnesias ha sido, en esta ocasión, por trabajo, pero las Baleares son un destino elegido por el actor para tomar fuerzas después de meterse en la piel de personajes tan intensos como Ángel, el protagonista de 'El practicante'.



Un Goya que se resistía

El 15 de marzo, nueve días después de la ceremonia de entrega de los Goya 2021-ceremonia especial por la covid-19-, Mario Casas cogía entre sus manos el cabezón, el Goya con el que había sido galardonado como Mejor Actor Protagonista por 'No Matarás'. Y para ser la primera vez que había sido nominado no le ha ido nada mal.



Incomprensible para muchos directores que han trabajado con Mario, el hecho de que nunca le hubieran nominado. Puede que el más realista sea el propio actor. "¡Cada temporada te peleas con los más grandes! Yo ya no soy revelación. ¿A quién quitas de Banderas, Tosar, Bardem, Cámara, Gutiérrez, De la Torre...? Ellos tienen un peso y una sabiduría" (declaraba a El País tras su candidatura este año). En la misma entrevista, pregunta el periodista: "¿Nunca sintió que se le escapaba una nominación?" Respuesta radical: "No".

También hay quien opina que cuando le han llegado papeles como el Dani de 'No Matarás' o el psicópata de 'El practicante' y ha dejado de estar encasillado en la imagen de adolescente, el cine, que es como la vida misma, le ha reconocido el mérito. Porque Mario se ha preparado concienzudamente para estos dos personajes, pero con la misma disciplina, trabajo y meticulosidad como ha hecho siempre ya fuera para 'Tres metros sobre el cielo' o 'Los hombres de Paco' -por cierto sale en el regreso de la serie-.



En la ceremonia de entrega de los Goya, Mario mostraba otro cabezón, el de Iron Man, una figura del benjamín de la familia, el pequeño Dani que acaba de cumplir 7 años, que no se lo quería regalar, pero que le prometió que se lo daría si ganaba el Goya. Esa cabeza del superhéroe está ya en casa del actor, no así el Goya que adorna el salón de sus padres junto al resto de premios que ha recibido a lo largo de su carrera puesto que no le gusta tener en casa ninguno de esos galardones.

El papel que más repele y atrae de Mario: El practicante

Ángel es un sanitario que sufre un grave accidente de tráfico y queda postrado en silla de ruedas. Su vida da un giro radical. Se obsesiona con que su pareja le es infiel y va a convertir su vida y la de ella en un infierno.

A lo largo de la película, Mario consigue encajar perfectamente en el papel del sociópata, del psicópata por el que el espectador siente auténtica repulsión, pero al que, en algunos momentos, remueve la empatía. Porque lo que consigue Mario Casas metido de lleno en este ser machista y posesivo es, a la vez, un chantaje emocional con los que están al otro lado de la pantalla.



"La transformación de Mario Casas en Ángel es capaz de sostener todo" dice en su crítica sobre 'El practicante', Mewmagazine. O "Mario Casas sorprende con un perverso thriller narcisista lleno de secretos" señala Espinof.

Parece que los críticos cinematográficos coincide en alabar el trabajo del actor que este sábado cumple 35 años. Muy buena crítica que se puede considerar continuación de las que ya había recibido con 'No Matarás'. "Mario Casas logra que suframos constantemente con su personaje' leemos en Fotogramas.

Y metidos en thillers, no podemos tampoco pasar por alto su interpretación de Mateo en 'El inocente', una de serie en la que al final nadie es lo que parece. Quizá por todos estos papeles, Mario está "deseando hacer una comedia loca, algo con lo que poder oxigenar un poco".

Su verdadero oxígeno: sus padres y sus hermanos

Mario presume de hermanos en la primera oportunidad que se le presenta. Sheila, Christian, Óscar y el pequeño Daniel son su pasión y ejerce con ellos de hermano mayor. Y los hermanos siempre han estado muy orgullosos del primogénito y excepto el benjamín -aunque habrá que darle tiempo-, el resto ha seguido sus pasos.

Para Mario su familia es su gran pasión y cuando el trabajo le deja tiempo lo disfruta con sus padres y sus hermanos



Ramón y Heidi, que le tuvieron muy jovencitos -él con 19 años y ella con tan solo 17-, han sido su gran apoyo y desde niño le impulsaron a hacer lo que más le gustaba, ser actor. Mario solo tiene para ellos amor y agradecimiento.



María Valverde, Blanca Suárez, Amaia Salamanca..., mujeres que han ocupado su corazón

Dicen que el periodismo es un profesión muy endogámica porque, cierto es, hay muchas parejas entre periodistas. La razón es clara: pasas mucho tiempo en el trabajo y al final surge el amor entre compañeros. Entre los actores pasa algo muy parecido. También son muchas horas de rodaje, muchas experiencias juntos, viajes,... y, es inevitable que cupido toque con sus flechas corazones entre bambalinas.

Pese a su juventud exultante, 35 años, Mario Casas es experto en el amor. Rara vez su corazón está libre y la mayoría de sus parejas han sido compañeras de trabajo, actrices.

A día de hoy, está muy enamorado de Déborah François con la que ha compartido reparto en 'El practicante'. Déborah, un año menor que Mario, cuenta con una exitosa carrera en el cine francés. Llevan juntos desde el verano de 2020 y el actor se deshace en halagos cada vez que le preguntan por ella.



La actriz belga es la última mujer que ha robado el corazón del gallego que puede presumir de haber compartido vida sentimental con algunas de las actrices más guapas del cine español. Uno de sus primeros amores fue Amaia Salamanca con la que coincidió en la serie 'SMS'. Se volvieron a encontrar en 'Fuga de cerebros' donde comenzaron los escarceos. Hay testigos que les vieron por las calles de Madrid en actitud cariñosa.

Estreno en Madrid de Fuga de Cerebros

© FCLL


Con María Valverde el amor no fue algo efímero o fugaz ni se escondieron para ocultarlo. Seis años duró su historia -entre 2009 y 2014- que comenzó en el rodaje de 'Tres metros sobre el cielo'.

Mario Casas y María Valverde fueron pareja durante 6 años

© PACO SUAREZ ABAD


Como un clavo saca otro clavo o la mancha de mora con otra se quita, cuando se rompió el amor con María, Mario intentó curar el corazón herido con su compañera de rodaje en 'Palmeras en la nieve', Berta Vázquezcon la que incluso estuvo viviendo durante dos años. En 2016 la pareja terminaba su romance.

Photocall de la pelicula Palmeras En La Nieve en Madrid

Diego Puerta


Si hay una historia que ha vivido con intensidad y que, sin duda, le ha dejado una muesca en el corazón es su relación con Blanca Suárez.

Mario Casas junto a Blanca Suárez con la que ha vivido una gran historia de amor


Con Blanca el amor le vino a sorprender después de muchos años de amistad y de varios trabajos en común como 'El Barco', 'Carne de neón' o 'Mi gran noche'. A finales de 2019, y por culpa del trabajo y la distancia que marcan los rojades y que siempre es un enemigo de las parejas, decidieron volver a ser "solo amigos".

Lo cierto es que Mario Casas es un hombre joven, guapo, con mucho éxito y al que ya le ofrecen papeles con los que puede demostrar todo su saber hacer en la interpretación, lejos de esa imagen de eterno adolescente.

"Ya vale de tratar a Mario Casas como el niño guapo del cine español" asevera Paco Cabezas que le dirigió en 'Adiós' donde interpreta a un convicto al salir de la cárcel.



La interpretación sigue siendo su presente, pero no descarta para el futuro la dirección. De momento, "es un sueño" ha reconocido en alguna ocasión, pero los sueños, a veces, se cumplen.

Mario Casas cumple este 12 de junio 35 años



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar