ESTAR INFORMADO

  • CIS | El PSOE sube medio punto en una encuesta anterior a la polémica por la tesis de Sánchez

TEATRE LLIURE

El Lliure lamenta las circunstancias que han llevado a la renuncia de Pasqual

El presidente del Patronato del Teatre Lliure, Ramon Gomis, y el equipo de la dirección de este equipamiento cultural han lamentado hoy las circunstancias que han llevado a la renuncia de su hasta ahora director Lluis Pasqual, que ha dimitido tras ser acusado de acoso laboral.

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 14:20

El presidente del Patronato del Teatre Lliure, Ramon Gomis, y el equipo de la dirección de este equipamiento cultural han lamentado hoy las circunstancias que han llevado a la renuncia de su hasta ahora director Lluis Pasqual, que ha dimitido tras ser acusado de acoso laboral.

Pasqual ha presentado hoy su dimisión como director del Teatre Lliure, que fundó en 1976, después de que más de 800 profesionales del sector cultural agrupados en el colectivo Dones i Cultura exigieran en julio pasado su cese por "prácticas abusivas a los derechos laborales" y su actitud "despótica" con los trabajadores.

En un comunicado, el presidente el Patronato del Teatre Lliure, Ramon Gomis, ha reconocido la "excelente labor" de Pasqual y ha anunciado que el actual equipo de dirección continuará con la labor del día a día, con la voluntad de cumplir la programación de la temporada 18/19 "y dar continuidad a la línea de éxitos mantenida durante estos últimos años", con el ahora dimitido al frente.

En la nota, el presidente del Patronato y el equipo directivo del Teatro desean "lo mejor" en la futura trayectoria profesional de Pasqual.

Además, anuncian que la reunión del Patronato prevista para el próximo 14 de septiembre se mantendrá, aunque cambiando el orden del día para tratar la dimisión de Pasqual.

El mandato de Pasqual al frente del Lliure finalizaba en junio de 2019, cuando habría cumplido ocho años al frente de este espacio, si bien el Patronato acordó con el director, para evitar vacíos en la programación artística y disrupciones en el funcionamiento de este equipamiento, una prórroga de dos años más, que se tenía que hacer efectiva a partir de la fecha en la que finalizaba su segundo mandato.

Lo más