BIENAL FLAMENCO

Flamenco entre Jerez y Sevilla con tres mujeres "Gitanas" de armas tomar

Laura Blanco

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:58

Laura Blanco

Jerez y Sevilla comparten el privilegio de ser la cuna del flamenco, una cuna que hoy han mecido dos madres sevillanas -la bailaora Juana Amaya y la cantaora Remedios Amaya- y una tía jerezana, Juana la del Pipa, tres mujeres "Gitanas" de armas tomar en las que se ha echado de menos que compartieran escenario.

Juana Amaya, natural de la localidad sevillana de Morón (de las más flamencas de la provincia junto a Utrera o Lebrija) ha sido la encargada de abrir el telón, por martinete y seguiriya junto a Nazaret Reyes, que luego ha bailado por soleá para terminar Amaya por bulerías, acompañadas de cuatro cantaores entre los que ha destacado Enrique "El extremeño" y el guitarrista Juan Campallo.

Tras ella ha salido el torbellino jerezano de Tía Juana la del Pipa, que se ha confesado "nerviosísima" y ha pedido "perdón" de antemano por si algo no le salía bien porque "ni yo sé lo que voy a hacer, es lo que me va saliendo de mis entrañas".

Y de las entrañas le salió primero una solea y una seguiriya que cantó sentada -acompañada a la guitarra por Raúl Moreno "El Perla" que se lució en el segundo palo-, pero ya en los tientos y tangos la jerezana no pudo aguantarse y se arrancó a bailar, al igual que en las bulerías, con las que puso al público en pie mientras salía del escenario cantando "Y adiós que se va la Juana".

La encargada de cerrar ha sido la sevillana Remedios Amaya, que ha confesado que tenía "muchas ganas" de cantar en el Teatro de la Maestranza de Sevilla y ha dedicado su actuación a Camarón de la Isla, Paco de Lucía y Moraíto que "yo sé que están en el cielo y se estarán dando las fiestas más bonitas del mundo".

Acompañada sólo por la guitarra de "El Perla", Remedios Amaya ha cantado por taranta y soleá, mientras que ya para los tangos -con los que se ha extendido especialmente- y las bulerías del fin ha contado con la percusión de Isidro Suárez y las palmas y jaleós de Carmen Amaya, Samara Moreno, Rosario Villar y Ana Mari González.

Prescindiendo en la mayoría de los tangos del micrófono -una espectadora de las filas traseras le ha pedido que volviera y ella ha ironizado con que "eres la única que se ha quejado"-, Remedios Amaya se ha descalzado para arrancarse también a bailar como hiciera en su mítica actuación en Eurovisión cuando representó a España con el tema "¿Quién maneja mi barca?".

El resultado fue entonces desastroso al obtener cero puntos pero la canción la ha acompañado toda la vida y esta noche tampoco se ha resistido a cantarla, aunque dice que hace mucho que no lo hacía, eso sí, pidiendo al público que coreara el estribillo.

Tras repetir su felicidad por estar en la XX Bienal de Flamenco de Sevilla actuando en el Maestranza, Remedios Amaya ha anunciado una primicia: "De aquí a dos o tres años si Dios quiere, voy a venir con un espectáculo bonito bonito y lo voy a estrenar aquí, en mi tierra".

"Gitanas" ha puesto en escena un espectáculo muy completo, con el contraste de baile y cante y la voz rasgada de Tía Juana la del Pipa a la potencia de la garganta de Remedios Amaya, pero se ha echado en falta un fin de fiesta en el que las tres protagonistas compartieran escenario aunque cada uno ha contado con fanes entre los espectadores que las han vitoreada. EFE 1003672

lba/fc

Lo más