La batalla de Arnhem, el principio del fin de la Alemania nazi

El 17 de septiembre de 1944 comenzó la batalla que supuso la última victoria nazi de la II Guerra Mundial

La batalla de Arnhem, el declive de la Alemania nazi

 

Rodrigo Paz

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17 sep 2019

Tal día como hoy, un 17 de septiembre de 1944, en pleno marco de la Segunda Guerra Mundial comenzaba en Holanda la batalla de ArnhemLa última victoria de la Alemania nazi. Una batalla que tuvo lugar en las poblaciones holandesas de ArnhemOosterbeekWolfhezeDriel y alrededores, y en la que más de 3.000 soldados perdieron la vida.

El enfrentamiento comenzó el 17 de septiembre de 1944 con el lanzamiento simultáneo de tres divisiones aliadas de paracaidistas. La 101ª norteamericana intentaría hacerse con los puentes que atravesaban el canal Guillermina en Eindhoven. La 82ª norteamericana trató de tomar el puente del Mosa en Grave y el del Waal en Nimega. La 1ª británica trataría de lograr el control del puente que cruzaba el Rin en Arnhem. Todo ello al mismo tiempo que el XXX Cuerpo del Ejército Británico con el III Batallón de los Guardias Irlandeses a la cabeza llevaba a cabo la ofensiva por tierra.

Las tropas aliadas se disponían a entrar en los Países Bajos tras vencer a los Alemanes en Francia y Bélgica pero los problemas de los aliados se sucedieron desde el primer momento en presentar batalla.

La 1ª División Británica de Paracaidistas tuvo que hacer los lanzamientos en tres fases al no contar con los aviones de transporte necesarios para realizar la operación en una sola fase. La niebla existente en los aeródromos de Inglaterra retrasó la segunda oleada de aviones de transporte. Además, los equipos de tierra y aire no contaban con equipos de transmisiones. Un hecho que, mantuvo a las tropas totalmente aisladas.

A todo esto hay que añadir que un soldado alemán encontró en uno de los transportes aliados derribados una carpeta con los planos de la operación. Suceso que permitió a los alemanes conocer los planes e intenciones de las tropas aliadas. Gracias a ello, los alemanes se adelantaron a todos y cada uno de los movimientos de las tropas aliadas y consiguieron aguantar en este frente hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

Tras nueve días de contienda, los aliados no pudieron avanzar en la zona del Nederrijn al no existir puentes de paso seguro y el 26 de septiembre de 1944 llegó a su fin la batalla de Arnhemla última victoria de la Alemania nazi.

Lo más