COPE

El baron Thyssen cumplió el sueño de su padre: la historia detrás de su gran colección de piezas de arte

El objetivo del baron Thyssen era cumplir la voluntad de su padre: mostrar su colección de arte en un museo abierto al público que llevase por nombre “Thyssen Bornemiza”

El baron Thyssen cumplió el sueño de su padre: la historia detrás de su gran colección de piezas de arte

Emilio Naranjo

Sefi García

Redactora de Cultura

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:28

El barón Thyssen cumpliría este martes, 13 abril, 100 años. En España vio cumplido el sueño de su padre: la creación de un museo accesible al público y llamado Thyssen-Bornemisza, donde se exhibiera la magnífica colección que había atesorado. En COPE contamos cómo evolucionó en el tiempo este proyecto que empezó con un encuentro entre el padre del barón y el escultor francés Rodin.

En 1.900, durante la Exposición Mundial de París, el abuelo del Barón conoció a Rodin. Cinco años más tarde, le encargó un grupo escultórico de 7 piezas para adornar su palacio. Cuando entras en el museo Thyssen-Bornemiza fíjate al fondo del Hall. Allí hay 4 de estas piezas, que constituyen el inicio de la colección. El abuelo de Heini Thyssen no se ocupó mucho más, pero su padre, el primer Barón, llegó a adquirir 525 pinturas de arte antiguo que colocó en una galería en “villa favorita” su residencia en Suiza. “Cuando se murió el primer Barón en 1.947-nos cuenta Juan Angel López-Manzanares, responsable de los actos del cenetario- la colección se fraccionó, el barón heredó 5/8 de la colección y el resto pasó a sus tres hermanos”. Entonces fue comprando las obras que vendían sus hermanos para volver a reunirlas, y abrió una galería al público en el palacio de Lugano.

“No sentía un gran interés por el arte, lo confiesa el mismo", advierte López-Manzanares. "Compra las obras y abre la galería de Villa Favorita al público como homenaje a su padre, pero poco a poco se va involucrando en el coleccionismo hasta que se convierte en la gran pasión de su vida, al punto de que el contacto con la pintura le fue creando como persona”, indica.

El segundo barón Thyssen completa la colección incorporando obras del siglo XIX y del XX, creando una colección en la que “apenas con 1.000 obras ofrece una visión completa del discurrir de la pintura occidental, desde finales del siglo XII a los años 80”.

Fue en los años 70 cuando se dedica en cuerpo y alma al coleccionismo pero además “era un hombre muy generoso". "En el año 79 financió la restauración de los frescos de Fra Angélico del convento de San Marcos en Florencia, y ayudó a la restauración del fresco del Juicio Final de la Capilla Sixtina en los años 90", explica López-Manzanares

El objetivo del baron Thyssen era cumplir la voluntad de su padre: mostrar su colección de arte en un museo abierto al público que llevase por nombre “Thyssen Bornemiza”. España fue el país finalmente elegido para mostrar la colección del primer barón y mucho más, con las aportaciones de “heini” Thyssen que la han covertido en una colección “enciclopédica”. Hoy es un vértice fundamental en el Triángulo del Arte de Madrid: entre las pinturas clásicas del Prado y la vanguardia del Reina Sofía. El Thyssen se viste de gala para celebrar el centenario del Barón.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE