• Sábado, 13 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Este es el apellido típico de España que en realidad es gitano: tres millones de personas se llaman así

Aunque el pueblo gitano abarca una población de 750.000 personas en España, sus costumbres y sus nombres perduran en todo el país

Una persona con una bandera gitana a su espalda

Una persona con una bandera gitana a su espalda durante el acto conmemorativo del Día Internacional del Pueblo Gitano / EP

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:46

Hace sólo unos meses que se celebraba en todo el mundo el Día Internacional de los gitanos, un pueblo que, sólo en nuestro país, cuenta con más de 750.000 personas, según datos de la Fundación Secretariado Gitano, del total de 46 millones de habitantes que hay en toda España. Un pueblo que se ha caracterizado por sus migraciones a lo largo de los siglos, llegando a la península ibérica en el siglo XV y, desde entonces, la huella culturas que han dejado se ha hecho notar.

Bandera gitana colgada en la Plaza Nueva de Bilbao para conmemorar el Día del Pueblo Gitano

Bandera gitana colgada en la Plaza Nueva de Bilbao para conmemorar el Día del Pueblo Gitano / EP



Uno de los aspectos en los que la cultura calé ha calado en el territorio es, por ejemplo, el idioma. Palabras que vienen del idioma caló, el de los gitanos, que ha terminado por arraigar en el vocabulario habitual del castellano. Pero si hay un aspecto que sí que pasa desapercibido en el día a día es la huella de los nombres y los apellidos. Hay nombres que vienen directamente de la cultura de los 12 millones de gitanos que residen en todo el continente europeo.


El apellido gitano que tienen 3 millones de españoles

Los países que más albergan gitanos en todo el continente europeo son Turquía y Rumanía, con unos 2.700.000 en el primero y 1.800.000 habitantes en el segundo, respectivamente). Sin embargo, el pueblo gitano es originario de la India, más concretamente de las regiones de Punjab y Sinth. Una travesía que le ha llevado a contar con 750.000 en España, como mencionábamos antes.

ctv-v59-imgenes-web---2024-06-17t213605880



Lo que es curioso es que, aunque “sólo” sean 750.000 en nuestro país (la población total de la ciudad de Valencia), hay 3.000.000 de personas en España que se llaman García. Ya sea de primero o segundo apellido, se trata de uno que pertenece a la cultura calé. Según datos del Instituto Nacional de Estadística, las provincias donde más españoles hay con uno de los dos apellidos García son Salamanca, León, Asturias, Ávila, Segovia, Albacete y Murcia. Incluso hay 75.000 personas, según el INE, que cuentan con García en los dos apellidos. 1.449.470 se llaman García de primer apellido, mientras que 1.469.550 el segundo.


La palabra del idioma gitano que ha calado en España

El idioma conocido como caló, calé, zincaló o incluso romaní ibérico, tuvo como origen lo que hoy se conoce como España, aunque se ha extendido hasta territorio francés, portugués o brasileño. Se trata de una variación del romaní que ha bebido con el paso de los años tanto del castellano como del euskera y que en la actualidad se estima que hablan unas 100.000 personas de los 700.000 gitanos que viven en España.





No obstante, no resulta del todo sencillo ver a alguien hablar estrictamente en este idioma, en tanto que muchas palabras son españolas. Tanto que algunos de los términos del caló se han terminado por instaurar en el español, como “churumbel”, una forma de llamar a los niños, o “currar”, muy habitual en España para referirse a trabajar. También expresiones como “parné” en relación al dinero; “chaval”, para referirse a un joven o “chingar”, en sentido de furstarse, más habitual en Argentina y Chile.

Pero hay una palabra que estaba muy de moda hace 20 o 30 años, que se decía mucho en España y que proviene del caló, y es “chachi”, para referirse a algo “guay” o que nos gusta mucho. Y es que, al contrario de los que muchos podrían pensar, no es una abreviación de “chachipiruli”, sino de “chachipén”, que en el caló significa aprobación o verdad. Además, otra expresión 'molona' de los 90 también viene del idioma de los gitanos, y es “nasti de plasti”, que se traducía como un “no, para nada”, pero de alguien que hoy se consideraría como 'cool'. Y es que “nasti” es “no” en la variante española del romaní.

Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo