75 años del bombardeo de Dresde, el gran "crimen de guerra" de los Aliados

El ataque a la ciudad sajona, el 13 de febrero de 1945, es todavía hoy motivo de encendidas polémicas entre los historiadores

75 años del bombardeo de Dresde, el gran crimen de guerra de los Aliados

Una mujer camina entre las ruinas de Dresde tras el bombardeo. EFE/Archivo.

Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:50

Este jueves se cumplen 75 años del bombardeo de Dresde, una de las páginas más negras en la historia de la Segunda Guerra Mundial, una tragedia que no estuvo protagonizada por los nazis ni por la Unión Soviética de Stalin, sino por los Aliados occidentales.

El bombardeo se produjo menos de tres meses antes del fin de la guerra en Europa. No faltaba mucho para la capitulación de Alemania y el país germano, después de su derrota en la batalla de las Ardenas, ya se hallaba invadido por el este y el oeste, con los rusos y los ingleses y americanos, respectivamente, penetrando con sus ejércitos en suelo nazi.

Por todo esto muchos historiadores no entienden la necesidad de la operación llevada a cabo entre el 13 y el 15 de febrero de 1945. La noche del día 13 tuvo lugar la primera ráfaga de una serie de bombardeos que arrasaron la ciudad de Dresde, capital de Sajonia.

No se trataba ni mucho menos del primer bombardeo a una población alemana. Sin embargo, hasta entonces, la ciudad se había considerado una zona segura para sus habitantes y para los refugiados que acogía por su gran valor histórico y artístico. Así pues, su población no esperaba que los Aliados llegaran nunca a bombardear la “Florencia del Elba”.

Pero aquella noche todo cambió. La Real Fuerza Aérea (RAF) británica y las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos (USAAF) descargaron a lo largo de tres días unos 4 millones de kilos de bombas que destruyeron la ciudad hasta sus cimientos. La intensidad del ataque provocó, además, un fenómeno conocido como ‘tormenta de fuego’, lo que significó que el gran incendio originado en Dresde tomó fuerza propia desarrollando sus propias corrientes. Las llamas se extendieron así mucho más rápidamente y llegaron a derretir el cristal y el metal de algunas de las principales avenidas de la ciudad.

Imagen de Dresde

Imagen tomada desde el tejado del Katholische Hofkirche, edificio que resultó parcialmente destruido, y que muestra el estado de Dresde desde la otra orilla del río Elba. EFE/Archivo.

Pero sin duda lo peor del bombardeo fue el número de víctimas. Existe una fuerte controversia entre los historiadores sobre cuál fue la cifra real de muertos. Las diferencias de criterio se explican en parte por la desinformación que siguió al ataque, ya que el ministro de Propaganda del Tercer Reich, Joseph Goebbels, trató de utilizar políticamente el bombardeo exagerando enormemente el número de víctimas. Según Goebbels, los Aliados habían asesinado a cerca de 200.000 personas, aunque las estimaciones actuales sitúan la cifra real entre los 20.000 y los 40.000 muertos.

Lo que está fuera de toda duda es que la mayor parte de las víctimas fueron civiles, lo que aumentó la sensación de trauma por la operación llevada a cabo por los Aliados. Aunque no es fácil asegurar la población total de Dresde en el momento del bombardeo, se calcula que solo los refugiados suponían 200.000 personas.

Hoy en día, el bombardeo de Dresde sigue siendo motivo de encendidas polémicas entre los que consideran que la ciudad era un objetivo militar legítimo para los Aliados y los que acusan a británicos y americanos de llevar a cabo una represalia fuera de toda medida o, incluso, de cometer un crimen de guerra.

En directo2

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Reproducir

Mediodía COPE

Antonio Herraiz y Marta Ruiz

Escuchar

LA LUPA de la mañana

Con Ana Samboal y Raquel Caldas

Ver TRECE