También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SALUD PÁRKINSON (Entrevista)

Una visión integral del tratamiento del párkinson evita su evolución rápida

Una visión integral del tratamiento a los pacientes con párkinson que contemple, además de los fármacos, la rehabilitación, la logopedia y la atención psiquiátrica, evita la evolución rápida de la enfermedad y mayores complicaciones.

  • Agencia EFE

Una visión integral del tratamiento a los pacientes con párkinson que contemple, además de los fármacos, la rehabilitación, la logopedia y la atención psiquiátrica, evita la evolución rápida de la enfermedad y mayores complicaciones.

Así lo considera el neurólogo especialista en Parkinson Juan Andrés Burguera, miembro del Grupo de estudios de trastornos del movimiento de la Sociedad Española de Neurología, que se ha mostrado optimista sobre la posibilidad de controlar la no aparición de la enfermedad en el largo plazo.

Si se consigue que no se agreguen las proteínas anómalas que dan lugar a la enfermedad, en el largo plazo se podría controlar la no aparición del párkinson, y para ello ya se están realizando ensayos, ha explicado el médico en una entrevista con la Agencia EFE.

Con motivo del Día Mundial del párkinson el próximo 11 de abril, el especialista ha asegurado que actualmente la cura de la enfermedad "no la tenemos" pero se ha aprendido a utilizar mejor los fármacos y con ello evitamos "un poco" los efectos secundarios.

El hospital La Fe de Valencia ha organizado una jornada coincidiendo con la conmemoración titulada "Más allá del temblor" que tratará de la importancia de que el tratamiento de la enfermedad no depende exclusivamente de los fármacos sino que comprende tratamientos "más integrales" que engloban la neurorrehabilitación del párkinson avanzado, la ayuda de un logopeda y la atención psiquiátrica.

Burguera se ha referido también a la atención primaria de enfermedades concomitantes, para que un paciente de más de 70 años que tenga hipertensión o diabetes pueda disfrutar de una mejor calidad de vida.

Son aspectos, el farmacológico y el integral, que "van a la par" y uno sin el otro no harían mejorar tanto al enfermo, ha opinado el neurólogo.

El enfoque del tratamiento es modificar la evolución del párkinson hacia una enfermedad "aceptable" para el paciente y el entorno donde está y, de hecho, ahora no es infrecuente una capacidad de vida del enfermo superior a 20 años, cuando hace cuarenta años la expectativa era mucho menor.

Al ser una enfermedad neurodegenerativa asociada a la edad, cuanto más se alarga la vida, más expuestos estamos a su aparición, si bien el 10 % de los casos corresponde a personas de menos de 40 años y también puede aparecer incluso a los 16 años.

Cuando no se consigue el control de la enfermedad por la vía oral, se aplican terapias avanzadas, que comprenden la estimulación cerebral profunda, la infusión de apomorfina subcutánea y la infusión de levodopa por sonda al intestino delgado, para obtener una respuesta más estable.

Actualmente en España, la prevalencia del párkinson es de dos casos por cada mil personas (200 por 100.000 habitantes), pero puede aumentar a 4 casos en personas de 70 u 80 años.

La mortalidad del enfermo de párkinson no es superior a la de una persona sin la enfermedad, aunque la evolución de ésta puede crear problemas comunes entre los mayores como las fracturas, las neumonías, las infecciones o el melanoma.

Burguera ha alertado de que algunos tratamientos del párkinson pueden ocasionar trastornos en el control de los impulsos (en el juego o en las compras) y causar un problema social, una circunstancia que puede ocurrir sobre todo en afectados jóvenes.

Precisamente este año se cumple el primer centenario de la gripe española de la primera Guerra Mundial, que produjo un tipo de parkinsonismo, según ha recordado el neurólogo. EFE.

Lo más visto