También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En 'Herrera en COPE'

"Lo más fácil era querer morir, pero luchamos por vivir"

Fuente carlitospaez.com
Fuente carlitospaez.com

"Lo más fácil era querer morir por eso la lucha por la vida fue nuestro mayor logro"

Carlos Páez, Carlitos, es escritor, conferenciante uruguayo entre otras cosas y es uno de los supervivientes del equipo de rugby Old Christians Club, que pasaron 70 días en los Andes a 35º bajo cero.

Desde aquel fatídico 13 de octubre de 1972  han pasado 45 años y los supervivientes de aquella odisea, no han parado de contar su experiencia vital en conferencias o libros, con el fin de ayudar a otras personas a superar una situación límite como la que vivieron ellos en aquella ladera helada de los Andes. Situación tan límite como tener que comer a los que habían muerto para poder sobrevivir.

"El gran titular de nuestra historia es el hombre alegre que se entrega, 70 días es mucho tiempo, son dos meses y medio y ahí es un tiempo, un tiempo para ver como el ser humano se puede trasformar y salir adelante. Es una historia bestial de las posibilidades que tiene el ser humano para salir adelante" cuenta Carlitos Páez que recorre el mundo contando esa lucha por la vida cuando lo fácil era dejarse morir, "lo más fácil era querer morir por eso la lucha por la vida es nuestro mayor logro".

Foto que ha pasado a la historia de cuando fueron localizados. Fuente carlitospaez.com

A parte del recurso a la antropofagia para satisfacer una necesidad vital, la alimentación, lo que les permitió superar esos dos meses y medio en las peores condiciones, más extremas "la clave fue el trabajo en equipo, la arrogancia es el que rompe los equipos y Dios nos puso a prueba constantemente y puso a prueba nuestra humildad. Se dice que fue por el trabajo por la disciplina del equipo de rugby,  pero solo 5 eran del equipo de rugby" recuerda Carlos Páez que echa mano de esa estrategia, la de trabajar en equipo para motivar en sus charlas,  "el ser humano está preparado, esta armado para trabajar en equipo".

Y como dice Carlitos Páez "no nos damos cuenta de todos los recursos que tenemos para salir adelante. Nuestras motivaciones eran dos, el sagrado derecho que tiene el ser humano a la vida y otro el querer volver con los nuestros, con nuestras familia, con nuestras cosas, porque era fácil rendirse soportamos -25º por el día y -35º por las noches".

Concienciar a la gente que se puede salir de todo es un gran trabajo, "el ser humano está preparado para situaciones límites. Es muy atractivo decir que tu historia es la más atractiva, cada uno tiene su propia cordillera. Yo he tenido otras. A los 13 años cuando mis padres se divorciaron fue mi peor condillera. No hay un dolorímetro para medir el dolor, cada uno tiene el suyo. En nuestro caso no éramos conscientes del tiempo, me enteré que habíamos estado 70 días por la prensa chilena. El libro en vez de llamarse 'Viven' debería llamarse, 'Tal vez, mañana'.


Páez ha superado varias cordilleras, la peor como admite la separación de sus padres, los Andes y la droga, "salir de la droga, que también conseguí salir por un grupo. Me decían uno de cada 100 cumple un año limpio y me conciencié y dije tengo que romper esos números. Al contar el tema de la droga, del alcohol, me va mejor porque al final todos son experiencias que muchos tenemos". 


Admite que siempre ha querido ir a San Fermín, pero no podía porque había mucho alcohol y aunque ahora podría cumplir ese deseo sentencia, "los bigotes, al tigre, no se le pueden tocar".

Carlitos Páez ha superado tres grandes cordilleras en su vida y la peor, como ha contado en Herrera en COPE no fueron Los Andes

Lo más visto