También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Tras modificar la ordenanza

Vila-real adjudica nueve parcelas más de los huertos urbanos

Los huertos urbanos Fila 13 han procedido esta mañana al sorteo, adjudicación y reparto de nueve parcelas, tras la modificación de la ordenanza que se realizó en enero y que ha permitido aumentar a 42 los terrenos disponibles.  

El concejal de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático, Josep Pasqual Sancho, ha acompañado a los beneficiarios de los solares en esta primera jornada, en la que el departamento les ha trasladado también la ordenanza y normativa de funcionamiento.   “Los huertos urbanos funcionan muy bien, de ahí la alta demanda de espacios para cultivar, que nos llevaron a realizar modificaciones para conseguir más parcelas en el recinto, de modo que tras la redistribución hemos pasado a 32 a 42 solares, de entre 35 y 42 metros cuadrados”, explica Sancho. La reparcelación ha permitido también disponer de una zona para uso docente de 40 metros por parte del Ayuntamiento, con el objetivo de que este terreno pueda utilizarse para programas de orientación e inserción social y también se han creado tres espacios de 73 metros para que asociaciones sin ánimo de lucro realicen actividades de tipo terapéutico, pedagógico, relacionados con la salud o la alimentación y con el medio ambiente. Uno de ellos ya está en uso por la ONG Pankara EcoGlobal.   De los 42 espacios se han sorteado un total de 15 –los nuevos y varios que en 2015 se dieron de baja-, aunque sólo se han asignado finalmente nueve. No obstante, Sancho indica que “de los seis que han quedado libres se espera que sean adjudicados prácticamente todos, ya que algunas solicitudes entraron al registro fuera de plazo y ahora deberán ser estudiadas para su próxima incorporación al proyecto”. El resto de usuarios que ya disponía de una parcela a su nombre “podrá hacer uso del terreno dos años más, gracias a las prórrogas anuales que ofrece en la nueva ordenanza, con un máximo de tres”, explica Sancho, “de este modo, los agricultores pueden sacar un mayor rendimiento a su inversión, al tiempo que pueden trabajar mejor la diversificación de cultivos o barbechos”.   Entre los nuevos adjudicados hay jóvenes estudiantes, pensionistas, desempleados y también vecinos de otras nacionalidades, que constituirán, junto al resto de beneficiarios, la nueva junta de usuarios y que recibirán formación en agricultura ecológica y un seguimiento. “Los huertos urbanos promueven una alternativa de ocio saludable a los vecinos interesados en la agricultura, al tiempo que se ofrece la posibilidad de cultivar productos para el autoconsumo”, indica Sancho, quien recuerda que “se trata de una iniciativa lúdica y educativa para fomentar la participación de la población en la recuperación y mantenimiento de una agricultura respetuosa con el medio ambiente”.  

Lo más visto