También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ESPAÑA | Por casos como Pallerols

Mas convoca una cumbre para analizar nuevas medidas contra la corrupción

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha convocado, para la semana próxima, una reunión con los representantes de las principales instituciones de Cataluña con el objetivo de canalizar ideas para mejorar el funcionamiento de la administración y evitar más casos de corrupción.

 En una rueda de prensa hoy en el Palau de la Generalitat, Mas ha manifestado su "preocupación" por el "cúmulo" de casos que apuntan a la corrupción y malas prácticas en la actividad política y ha advertido de que, con estos hechos, se está "resquebrajando" la "fina capa" de confianza de la sociedad en las instituciones, lo que puede repercutir, entre otros aspectos, "al proceso de transición nacional". En la cumbre de la semana que viene participarán la presidenta del Parlament de Cataluña, Núria de Gispert; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno; el presidente de la Fiscalía Superior de Cataluña, Martín Rodríguez Sol; el Síndic de Cuentas, Jaume Amat; el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso. El día después de su entrevista con el Rey Juan Carlos I y de la aparición de nuevas informaciones periodísticas sobre el Caso Bárcenas, Mas no ha dado detalles adicionales de su encuentro con el monarca y ha evitado pronunciarse sobre qué debe hacer el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en la actual situación. "No me pronunciaré sobre casos concretos ni sobre si debe comparecer Rajoy, eso se debe pedir en las Cortes o los partidos pero no debe opinar sobre esto otro presidente", ha remarcado. Preguntado por su opinión personal sobre si debería abandonar el cargo un político cuando es imputado, Mas ha considerado que "no es necesario provocar una dimisión cada vez que hay una imputación", ya que, al fin y al cabo, ha dicho, "la imputación es un mecanismo de defensa ante un proceso judicial y no una condena". "Es mi opinión personal, pero cada uno personalmente debe actuar cuando se encuentra en una situación de imputación, dependen de la reacción de cada persona, si cree que se puede defender mejor ocupando o no la responsabilidad", ha apuntado.Mas ha señalado que la cumbre, que todavía no tiene un día fijado pero que sería a medianos de la semana que viene, reunirá únicamente representantes de las citadas instituciones, que tienen capacidad de control de la actividad de la administración. Sin embargo, el presidente catalán ha remarcado que esta reunión es "complementaria" a otras acciones similares que se puedan hacer entre los partidos políticos y en el marco del Parlament, en el que está previsto que se retomen la semana que viene los trabajos para una nueva ley electoral y otra de transparencia. En ese ámbito, Mas ha planteado una reflexión sobre unas prácticas comunes de los partidos ante casos de imputación y de condena y también una cierto acuerdo sobre cuándo se debe pedir una comparecencia en el Parlament o una comisión de investigación ante presuntos caso de corrupción. Aunque, según Mas, los casos de corrupción "no están generalizados" en la política, las instituciones y los partidos deben emprender medidas que no arreglarán los casos que ya están sobre la mesa, pero sí pueden evitar malas praxis en el futuro. Para el jefe del Govern, la "fisura" en los lazos de confianza entre la sociedad y las instituciones es "doblemente peligroso" para un territorio como Cataluña porque no sólo pueden afectar, como al resto, a la recuperación económica y a la cohesión social, sino también, en el caso catalán, "al proceso de transición nacional". "Tenemos menos instrumentos de estado, somos más precarios en este sentido institucional y de poder político, así que se debe compensar esta debilidad con una salud democrática más grande si cabe y con mejores prácticas", ha concluido.