También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Liga Endesa

El Manresa sigue en caída libre hacia el descenso

El Blancos de Rueda sumó una importante victoria ante el Manresa (86-73). El Valencia Basket venció al Blusens Monbus en el Fontes do Sar (74-80)
Nemanja Aleksandrov defiende a David Navarro (EFE)
Nemanja Aleksandrov defiende a David Navarro (EFE)

El Básquet Manresa sigue en caída libre hacia el descenso pese a contar con un gran De Vries, que se responsabilizó de su equipo, 28 puntos y 27 de valoración, junto a Hanga, pero que no pudo hacer frente a un Blancos de Rueda que hizo valer el trabajo colectivo para acercarse a la salvación. En un partido con tanto en juego para los dos equipos, lo lógico es que las imprecisiones y falta de acierto hicieran acto de presencia, como así sucedió, si bien los vallisoletanos aprovecharon más esa presión que sufrían los catalanes para controlar las riendas del juego, con Nacho Martín y Grimau al frente.Las diferencias alcanzaron los nueve puntos (13-4), hasta que Hanga decidió adquirir protagonismo desde la línea exterior para aportar más seguridad a su equipo y dejar el marcador en el 18-13 con el que finalizó el primer cuarto. Sin Martín en la cancha y con un Sinanovic que no aportó nada al Blancos de Rueda, el Manresa, en el que debutó con más ganas que acierto Aleksandrov, se vino arriba, merced al control en el rebote y a una mejor circulación del balón, que descentró a la defensa local y varió el rumbo del partido (23-26).Roberto González solicitó un tiempo muerto para intentar volver a encauzar las ideas y, de la mano de Nacho Martín y de O'Leary, y una cierta mejoría defensiva, el cuadro local consiguió contrarrestar el buen hacer de Hanga y De Vries, que permitieron a los manresanos aumentar la renta hasta los seis puntos (23-29), para devolver el equilibrio al electrónico en el descanso (32-32).Tras la reanudación, el cuadro vallisoletano presentó a un Sinanovic enchufado que otorgó de nuevo el control del juego a su equipo (43-34), ante un Manresa que cometió numerosos errores y perdió la intensidad del anterior cuarto y se apagó como una vela ante el empuje local.Ponsarnau trató de sacar a sus pupilos del estado de shock en el que se hallaban, pero el Blancos de Rueda había engrasado su maquinaria y, con Navarro como director de orquesta, siguieron machacando el aro visitante, para alcanzar una renta de veinte puntos (57-37), que De Vries y Creus redujeron a 17 (59-42), al término del tercer cuarto.Aunque la renta era importante, el Manresa no bajó los brazos y, de nuevo con De Vries llevando el peso del equipo, intentó echar el resto para intentar cambiar el resultado, pero las faltas personales les pasó factura -hasta tres jugadores fueron eliminados- y el Blancos de Rueda mantuvo el tipo, con un buen trabajo colectivo, para sumar una importante victoria ante el colista (86-73).74-80. El Valencia Basket casi tira un triunfo seguro El Valencia Basket venció al Blusens Monbus en el Fontes do Sar (74-80) en un partido en el que tuvo hasta 15 puntos de ventaja en el tercer cuarto y en el que se vio abajo en el marcador a falta de tan solo dos minutos. El inicio del partido del equipo local no pudo ser mejor, con un parcial de 8-0 en el que se combinó la buena selección de tiro con el desacierto del contrincante, que fallaba tiros sin defensa y no era capaz de imponerse en el rebote.El croata Velimir Perasovic, técnico del conjunto 'taronja', solicitó un tiempo muerto en el tercer minuto para frenar el buen arranque rival y tras él salieron a la pista el alero Thomas Kelati y el ala-pívot Justin Doellman, que aportaron lo que faltaba en ataque. Con cinco y seis puntos, respectivamente, fueron capaces de neutralizar el gran acierto de Salah Mejri, que anotó nueve tantos, y lograron la primera ventaja para los suyos a pocos segundos del final del primer periodo, aunque Alberto Corbacho volvería a dar el mando al Obradoiro a poco más de un segundo de la bocina (18-17).Una canasta de Oriol Junyent abrió el segundo periodo justo antes de un contundente parcial de 0-11 que dio un cómodo margen al Valencia Basket (22-28, min. 15) mientras el equipo de casa no era capaz de acabar las jugadas con múltiples fallos y pérdidas. Doellman demostró su gran clase con nueve puntos más antes del descanso y la salida de Vitor Faverani solucionó los problemas en el rebote, así que los visitantes se marcharon con seis puntos de ventaja al descanso a pesar de que habían llegado a tener ocho (33-39).La salida del equipo de la capital del Turia en la reanudación fue demasiado para un Obradoiro que a duras penas se apoyaba en los puntos de los interiores, aunque sin demasiada fe, pues el margen aumentó muy rápido hasta los catorce puntos (45-59, min. 28). Parecía que el Valencia tenía el partido en el bolsillo y con la cuarta falta de Mejri, que se fue al banquillo, las opciones gallegas eran cada vez más escasas, pero un cambio por momentos a defensa en zona 1-3-1 y el acierto de Corbacho y Robbie Hummel dieron esperanzas al equipo antes del último acto (53-61). Kelati impidió que el Obradoiro recortase distancias con un triple imposible desde la esquina, pero varios fallos en tiros más sencillos junto con un triple de Corbacho dieron la última esperanza al equipo de casa, que tuvo un lanzamiento exterior del alero mallorquín, que se salió de dentro, para colocarse a solo tres puntos, castigado de inmediato por Pau Ribas con tres puntos (60-69, min. 36).Moncho Fernández pidió un tiempo muerto para dejar claro que el equipo no se rendía, Ben Dewar anotó desde fuera, Doellman metió dos tiros libres, después llegó una canasta de Hummel seguidos de varias buenas defensas que dieron lugar a cuatro puntos más -un tiro libre de Mejri y un triple del alero mallorquín- sin que el rival sumase que dieron lugar a un partido nuevo a falta de 2:36 para el final (69-71) cuando Perasovic tuvo que parar la cita.  Otra buena defensa y el balón volvió a las manos de los jugadores del Obradoiro, que contaron con otro acierto exterior de Corbacho para volver a estar por delante por primera vez desde el minuto trece.Doellman metió dos tiros libres a continuación y el alero local no pudo meter un tiro muy forzado, en la jugada siguiente un despiste dejó al siempre presente ala-pívot norteamericano solo en el perímetro y sentenció el encuentro con cuatro puntos de margen (72-76) a falta de 43 segundos que fueron demasiados y el resto fue un mero trámite (74-80).

Lo más visto