También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Semifinal | Europeo Sub 21

España, en la final del Europeo sub 21

Rodrigo, autor del primer gol ante Noruega (REUTERS)
Rodrigo, autor del primer gol ante Noruega (REUTERS)

La selección española se metió en la final del Europeo tras ganar 3-0 a Noruega, con goles de Rodrigo, Isco y Morata. Italia será la rival de los hombres de Lopetegui este martes a las 18:00. El delantero del Real Madrid es el pichichi del Europeo con cuatro goles.
GOLES: 1-0, RODRIGO | 2-0, ISCO | 3-0, MORATA

Escucha los goles: 1-0, RODRIGO (46') | 2-0, ISCO (86') | 3-0, MORATA (94')

España alcanzó hoy la final del Europeo sub-21 tras derrotar a Noruega por tres goles a cero, en un encuentro que pudo haber sentenciado en la primera parte y en el que perdió el dominio del balón en la segunda. Los tantos de Rodrigo, al borde del descanso; Isco, en el minuto 86 tras un precioso quiebro, y Morata, en una elegante rosca ya con el tiempo reglamentario cumplido, metieron a la Rojita en la final, que se disputará el próximo martes en el estadio Teddy de Jerusalén ante Italia.

Los de Julen Lopetegui impusieron su juego y tuvieron múltiples oportunidades en los primeros 45 minutos, pero salieron más conservadores en la segunda mitad, en la que Noruega dio más sensación de peligro, sobre todo en un disparo a cinco minutos del final, hasta que Isco trajo la tranquilidad con un golazo en un toque de genialidad y Morata puso el 3-0 en el luminoso.

En la primera parte, España disparó numerosas veces entre los tres palos, incluida una al poste de Rodrigo, tras una impresionante volea de Alberto Moreno. Isco, que realizó un gran trabajo, no paró de poner pases a los delanteros, especialmente a Rodrigo, que no pudo aprovecharlos.

El primer gol llegó al filo del descanso, cuando un córner lanzado en jugada de estrategia generó un despeje perdido que Rodrigo llevó al interior de la red con el exterior del pie.

España comenzó la segunda mitad con menos control del balón y más encerrada en su campo. Los noruegos, que hasta entonces no habían hecho casi acto de presencia, comenzaron a acercarse al área de De Gea y hacerse con el esférico. En el minuto 86, cuando Isco dribló a dos defensas y mandó el balón a la red justo donde no podía llegar el guardameta.

Con el partido sentenciado y a pocos segundos del final, Morata se quedó solo ante el portero y convirtió el rechace en gol desde una posición muy escorada, con un toque de rosca con el interior.

Lo más visto