También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
JORNADAS | Obispado de Córdoba

Concluye la Semana de la Familia

Joaquín Alberto Nieva, Promotor de Justicia del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica de Madrid, ha cerrado hoy miércoles, 14 de mayo, la décimo novena edición de la Semana de la Familia.

De 

El Obispado de Córdoba ha acogido durante tres días la décimo novena edición de la Semana de la Familia, del 12 al 14 de mayo, que este año ha tenido como lema “El desafío pastoral de la familia”. En esta ocasión, el encargado de clausurar las jornadas ha sido el sacerdote y Promotor de Justicia del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica de Madrid, Joaquín Alberto Nieva, encargado de exponer “Del divorcio a la nulidad”. En su intervención, Joaquín Alberto Nieva ha disertado acerca de las cifras de matrimonios disueltos por divorcio en los últimos años, manifestando que España está a la cabeza de Europa en números de divorcios y Andalucía a la cabeza de las comunidades autónomas de España. Concretamente en Córdoba, en el año 2013, se han producido 2.005 disoluciones matrimoniales: 1.881 divorcios (960 no consensuados y 921de mutuo acuerdo); 122 separaciones  y 2 nulidades civiles. Haciendo un balance por años anteriores, el ponente ha expuesto que “en el año 1.985 había en España un total acumulado de 86.191 matrimonios disueltos por divorcio; en 1990 ascendía a 195.462; en el 2000 a 522.060; en el 2005 a 795.173; y en el año 2007 a un total acumulado de 1.018.877”. A esto ha añadido que también hay que sumar más de 725.000 disoluciones matrimoniales civiles, con una media de unas 120.000 cada año, desde el 2008. Asimismo, en España, en el año 2013, se han producido 124.797 divorcios y separaciones y 178 nulidades matrimoniales, lo que significa que se produce una ruptura cada 4 minutos, más de 14 cada hora y 341 cada día. Al hilo de esto, ha asegurado que desde la entrada en vigor de la Ley del divorcio exprés, éstos están aumentan cada vez más y de manera muy rápida. Incluso, se ha elevado a una media de 115.000 disoluciones civiles al año en los últimos diez años. Haciendo referencia a la próxima III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, convocada por el Papa para finales de este año, y el Sínodo Ordinario previsto para el año 2015, en el que se tratarán “Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización”, el ponente ha resaltado que “entre esos desafíos está la problemática de los millones de fieles católicos separados y divorciados, muchos de ellos vueltos a casar civilmente”. Como refleja el cuestionario del Documento preparatorio para el Sínodo de los Obispos, la respuesta eclesial pasa por la acogida pastoral y la intervención de los Tribunales eclesiásticos en aquellos casos en los que pueda existir causa de nulidad matrimonial. En este sentido, ha asegurado que “es necesario recorrer un camino de acogida pastoral y de acompañamiento de los fieles separados o divorciados vueltos a casar, a quienes también se les podrá orientar acerca de una posible nulidad de su matrimonio canónico, con el fin de tomar conciencia de que las rupturas, divorcios o situaciones irregulares no es sólo un problema de unos pocos, sino de toda la comunidad eclesial y de la sociedad en general”.

Lo más visto