También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

CaixaBank y Gas Natural también se van de Cataluña

Un edificio de Gas Natural. GAS NATURAL
Un edificio de Gas Natural. GAS NATURAL
  • EFE

Otras dos grandes empresas han decidido dejar Cataluña para trasladar su sede social fuera de la región. Son los casos de Gas Natural y CaixaBank, que se llevan sus sedesm sociales a Madrid y Valencia respectivamente. 

Ambas entidades han adoptado esta medida amparándose en el real decreto ley que ha aprobado el Consejo de Ministros y por el que se elimina el requisito de someter un traslado de este tipo a la junta de accionistas.

El consejo de administración de Gas Natural Fenosa ha acordado este viernes en una sesión extraordinaria convocada esta tarde, trasladar temporalmente su sede social desde Barcelona hasta Madrid.

La multinacional energética trata así de aportar tranquilidad a los mercados ante la hipótesis de que el Parlamento catalán apruebe una declaración unilateral de independencia la semana que viene.

Actualmente, la sede social de esta multinacional está en la plaza del Gas, 1, de Barcelona, donde están también sus servicios centrales, y ahora pasará a estar en la avenida San Luis, 77 de Madrid, donde están las oficinas de Gas Natural en la capital española, en las que trabajan unas 1.600 personas.

Los principales accionistas de Gas Natural son Criteria (24,43 %), el fondo estadounidense Global Infrastructure Partners (GIP), que tiene un 20 %, y Repsol, que tiene otro 20 %.

Gas Natural se suma así a la lista de empresas catalanas que dan el paso de trasladar su sede social fuera de Cataluña con el fin de asegurar que su actividad queda amparada por el marco regulatorio europeo con independencia de lo que suceda en Cataluña.

Las fuentes consultadas han asegurado a Efe que se trata de una decisión "temporal" a la espera de que se calme la incertidumbre abierta en Cataluña.

En un comunicado, la multinacional catalana justifica su decisión por "la situación política y social que está viviendo las últimas semanas Cataluña y debido a la inseguridad jurídica que ello genera".

En la nota, Gas Natural Fenosa precisa que el traslado de la sede es "temporal" y "en tanto se mantenga esta situación", aunque ha querido dejar claro que "esta decisión no afecta a aquellas sociedades del grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Cataluña".

"La medida se adopta para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger los intereses de la misma, de sus clientes, empleados, accionistas, acreedores y proveedores. Esta decisión no afectará a la prestación del servicio ni tendrá ninguna consecuencia laboral", aclara también la gasista.

Gas Natural, la base de cuyo negocio son los mercados regulados y liberalizados de gas y electricidad, está presidida por Isidro Fainé, que a su vez es presidente de la Fundación Bancaria La Caixa.

Al margen de su modificación de su sede social, Gas Natural mantiene en Barcelona sus servicios centrales, donde trabajan unas 1.100 personas.

Por su parte, el consejo de administración de CaixaBank también ha acordado este viernes en sesión extraordinaria trasladar su sede social a Valencia.

Aunque desde el jueves se especulaba con la posibilidad de que el traslado del banco fuera a Palma de Mallorca por los vínculos originarios de la entidad con las islas Baleares, finalmente el consejo ha decidido por unanimidad trasladar el domicilio a Valencia, de donde era originario el Banco de Valencia, entidad que CaixaBank adquirió en 2013.

De hecho, la nueva sede social de CaixaBank estará ubicada en la calle Pintor Sorolla, 2-4, de Valencia, antigua sede del Banco de Valencia.

Con esta medida, la entidad que preside Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar persigue "proteger los intereses de los clientes, accionistas y empleados, garantizando la permanencia de la entidad en la zona euro bajo la supervisión del Banco Central Europeo (BCE)" ante una eventual secesión.

"La continuidad en la zona euro garantiza a CaixaBank seguir contando con óptimas condiciones de financiación para, a su vez, mantener el flujo de crédito a familias y empresas en Cataluña y en el resto de España, así como preservar la integridad de los depósitos de sus clientes", destaca la entidad.

El traslado de sede social no implicará ningún cambio en la operativa del grupo, que mantendrá sus servicios centrales en Barcelona, así como su plantilla en toda España.

Lo más visto