También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Rehabilitada la chimenea

Burriana finaliza los trabajos de demolición y adecuación de La Papelera

El Ayuntamiento de Borriana ha finalizado los trabajos de demolición y adecuación de La Papelera del Mijares, la antigua fábrica de papel del municipio cerrada en 1988 y cuyas instalaciones estaban en ruinas.

Tras tres meses de trabajos, los 11.000 metros cuadrados de edificio han sido demolidos, a excepción de la chimenea, declarada Bien de Relevancia Local, que ha sido rehabilitada. Además de reforzar la estructura de la chimenea, se ha limpiado, se le ha aplicado una pintura desincrustante y se han rejuntado las grietas. En una primera fase previa al derribo los operarios han recogido 78 toneladas de placas de fibrocemento de la cubierta, que ya han sido trasladadas a la planta de tratamiento de residuos Reyval, ubicada en Alcora.   Los trabajos también han consistido en el vallado de los 20.000 metros cuadrados de solar resultante, para lo que se han utilizado 800 metros de valla y una puerta corredera de 10 metros de anchura. En esta fase final de las obras se han pavimentado los 260 metros cuadrados de acera añadidos en la fachada del Camí d'Onda. Esta actuación ha sido realizada por la empresa Becsa con un presupuesto de 290.000 euros y pone fin a un largo periodo en que las instalaciones de la antigua fábrica han sufrido un deterioro progresivo hasta que en 2008 fueron declaradas en estado de ruina por los técnicos municipales.   La Papelera del Mijares ocupó un lugar destacado en la industria española del papel desde su creación, en el año 1931, hasta su declive, a finales de los ochenta. Esta fábrica, nacida por las necesidades de papel de la actividad exportadora de naranjas, llegó a emplear a 250 trabajadores y a producir 60.000 toneladas anuales de papel de seda, de fumar y manilas.   El concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Bruno Arnandis, ha explicado que “tras años de abandono, por fin cerramos una etapa en que, lamentablemente, La Papelera presentaba un estado ruinoso. Nos hemos visto obligados a acatar una propuesta adjudicada el último día del anterior gobierno popular y, aunque entendemos que esta demolición era necesaria, nosotros hubiésemos planteado un proyecto muy distinto.”   Por su parte, la alcaldesa de Borrriana, Maria Josep Safont, ha destacado que “este momento tan esperado es el inicio de un nuevo camino que deja atrás aquellos años en que en las instalaciones de La Papelera se trabajaba a pleno rendimiento para suministrar papel a nivel nacional. Lo más importante es que con esta demolición hemos acabado con los riesgos y problemas que supone tener una instalación de estas características abandonada”.

Lo más visto